Banner Por Salud enero17 1

boton19

GIFGENERICOJESTEREO B

Menu

Micheletti alaba interés de Lobo por reanudar lazos con la comunidad internacional



Tegucigalpa. El presidente interino, Roberto Micheletti, en una de sus últimas comparecencias públicas, lamentó que el presidente de Costa Rica, Óscar Arias, no venga a la toma presidencial de Porfirio Lobo, al tiempo que alabó la determinación del presidente electo en intensificar esfuerzos por reinsertar a Honduras en la comunidad internacional.
 

En entrevista con el Canal 10 de la Televisión Educativa Nacional (TEN), Micheletti dijo que su homólogo, Óscar Arias, ha sido “irrespetuoso” con Honduras y el presidente electo Lobo, “cada vez que habla (Arias) es para ofender a mi país, parece que tiene complejo de creer que somos una nación esclavista donde cualquiera nos quiere mandar; nosotros los hondureños no somos sus esclavos”, acotó.

Arias anunció que no vendrá a la toma presidencial porque Porfirio Lobo no logró que Micheletti renunciara al cargo y fuera reinstaurado el depuesto Manuel Zelaya. Arias quien fungió como mediador inicial en la crisis política hondureña, no logró resultados y fracasó en dos intentos de diálogo, porque los emisarios de Zelaya dieron por rotas las negociaciones.

Micheletti, quien abordó diversos temas en su intervención en el Canal 10, reiteró que no se va a retirar de la presidencia, ni pedirá un permiso especial como lo hizo para las elecciones porque eso sería violar la Constitución y no es posible.

“No me voy a retirar, ni voy a pedir permiso para retirarme temporalmente, no hay posibilidad porque eso sería violar la constitución, haré lo que ya anuncié con anterioridad, veré la toma de traspaso desde la Casa de Gobierno y en el momento en que se la impongan al presidente Porfirio Lobo, me levantaré e iré para mi casa con mi familia”, dijo Micheletti.

Tras ala crisis política del 28 de junio, Micheletti reveló que entre las muchas cosas que le han sucedido, se encuentra el enfriamiento de las relaciones con su amigo y correligionario, el ex presidente Carlos Flores, con quien, sostuvo, “no he tenido comunicación desde que pasó el 28 de junio”.

¿Están rotas las relaciones? Le preguntaron para responder: Nunca más me comuniqué con él, yo no sé, siempre he sido amigo de él, pues yo fui un trabajador político para él; yo sigo siendo su amigo, no cambio mi modo de pensar y sentir, aunque se planteen situaciones diferentes al pensamiento nuestro.

¿Le pregunto porque he sentido en su diario (La Tribuna) no estar de acuerdo con usted?, dijo el periodista y conductor del programa a Micheletti.

Sí—responde-- ha habido ataques permanentes contra el gobierno y contra mi persona. Yo pienso que él no estaba de acuerdo con lo que se hizo; él (Flores) hizo los intentos para tratar de explicarle a Zelaya que lo que estaba haciendo era un error y que cometía el problema de hacer algo inconstitucional, si él tomaba la decisión de irse a una cuarta urna buscando una constituyente.

“Se lo dijimos estando presente Elvín Santos, Carlos Flores y su servidor en la casa del embajador Hugo Llorens, en cinco ocasiones se reunieron, yo acudí a tres de ellas, donde se buscó la forma de que Zelaya desistiera de ir a una urna inconstitucional, pero no se pudo”, confesó Micheletti.

El presidente de la transición reiteró su amistad al ex gobernante Flores, a quien sostuvo, “apoyamos en la primera campaña presidencial, en la segunda, con la mayor fuerza de nuestro corazón, de hecho aprendí muchas cosas de él, soy parte de la formación que me dio, y luego (Flores) me apoyó para ser presidente del Congreso”, en la era zelayista.

“Yo creo que él (Flores) no tiene nada que ver en esta situación, él está desligado del gobierno y ha estado desligado del gobierno por mucho tiempo,… él ex presidente es un hombre tranquilo, que busca la paz y la tranquilidad”, reiteró el mandatario.

Micheletti dijo que piensa asistir a la sesión inaugural del nuevo congreso el 25 de enero para rendir su informe a la nación como manda la constitución, “ahí daré mi informe de la situación del país porque es un deber constitucional”.

El presidente interino aprovechó la ocasión para dar muestras de humor, al dejar entrever que confía en que no se produzca la reelección en la OEA del secretario general, Miguel Insulza, por considerar que fue una persona que dañó mucho a Honduras, y espera que al quedarse sin trabajo en esa institución, “regrese a su país para poder buscar un empleo en un banco, aunque sea de vigilante, o la izquierda le da otro puesto de gobierno”, dijo mientras se carcajeaba.

Para el gobernante interino, sus relaciones con Miguel Insulza se enfriaron luego de su encuentro en la base militar de Palmerola, “porque considero que nos engañó, nos engañó en diferentes ocasiones”.

“Cuando él me pidió la reunión privada en Palmerola, lo hice con toda la fe puesta en Dios de que el problema se iba a resolver y por eso llevé de testigos al ex presidente Ricardo Maduro, al actual alcalde (Ricardo Álvarez), al señor canciller, Carlos López, como testigos de honor para que no se desmintiera ni una de las palabras que hablamos y eso me resultó. Insulza se comprometió a respetar la voluntad de los hondureños, prometió que ese asunto (la crisis política) la vamos a resolver los hondureños y él iba apoyar eso, pero cuando llega de regreso con los cancilleres aquí al país, llega sencillamente a tratar de imponer la idea de que retornáramos a Zelaya al poder, y eso no lo pudimos aceptar porque era una falsedad lo que él nos había dicho en aquella reunión privada”, relató.

“Eso es para mí un hombre sin palabra, una persona que deja mucho que desear en su conducta de su persona hacia las demás personas”, dijo.

Ahora, que el presidente electo Lobo ha anunciado que tratará de intensificar sus relaciones con la comunidad internacional para reinsertar el país, Micheletti dijo que alaba esa determinación y “debemos apoyarla y respetarla porque hay que abrir el espacio de Honduras al mundo”.

Honduras, dijo, debe abrirse y ampliar sus relaciones en materia de inversión resaltando la importancia de entablar relaciones comerciales con China, así como ser agresivo en otras materias para dar respuesta a las necesidades de empleo y desarrollo del país.

Dijo que a nivel de países está agradecido con el apoyo dado durante la crisis por naciones como Taiwán, Japón y el mismo Estados Unidos, quienes no dejaron de ayudar a la nación en los proyectos en marcha. Pese a las restricciones dadas por sus gobiernos, la cooperación en proyectos en ejecución nunca se paralizó y eso hay que agradecerlo, señaló.

También agradeció los consejos oportunos que les dieron los gobernantes de países como Colombia y Panamá, “quienes cuando acudimos para pedirles consejos nunca nos lo negaron, fueron un apoyo importante y agradezco a Panamá y a su presidente la petición hecha en la OEA porque nuestro país vuelva a esa sede regional”.

Finalmente, dijo que el destino del ex presidente Zelaya dependerá de éste, que si le pide un salvoconducto antes del 27 de enero para irse del país, no tiene problemas en otorgarlo, pero sino, su estadía dependerá ya del nuevo gobierno.

Micheletti dijo no estar ansioso porque Estados Unidos le revoque la visa de ingreso que le fue quitada, “esa es una decisión soberana de ese país, yo no la voy a pedir, estoy más enamorado de Honduras que nunca; se han cometido muchos errores, pero el pueblo estadounidense merece nuestro cariño y respeto. Las cláusulas por las que se quitan las visas, yo no lleno esos requisitos, y si ellos determinan que algún día me la van a devolver, enhorabuena, porque yo no he cometido ningún delito ni soy delincuente. Es una potestad soberana de ellos y hay que respetarla”, sostuvo.

Valora este artículo
(0 votos)

volver arriba

Banner EEH correcto

CEDAC Baner PRONTO