Banner Por Salud enero17 1

boton19

GIFGENERICOJESTEREO B

Menu

Campesinos y Gobierno firman acuerdo de solución a conflicto en Bajo Aguán



Tegucigalpa – El Gobierno de Honduras y representantes de grupos campesinos del Bajo Aguán, firmaron hoy un acuerdo preliminar de solución al conflicto agrario en el sector. El acuerdo sería ratificado el próximo sábado, una vez que las bases campesinas den su visto bueno al mismo.
 

El acuerdo preliminar se firmó las primeras horas de hoy, tras una reunión de más de 12 horas entre las comisiones negociadoras que buscaban solución al conflicto agrario, a la que se integró el presidente Porfirio Lobo Sosa.

El acuerdo supone que el Gobierno dotará a los campesinos de al menos 10,000 hectáreas de tierras en la conflictiva región.

Los campesinos no se han interesado en el proceso de coinversión ofrecido por el Gobierno, y han dicho que primero conocerán otras experiencias nacionales e internacionales, antes de aceptarlo.

El impacto financiero de la propuesta es de al menos 1,200 millones de lempiras.

El Gobierno se comprometió al retiro inmediato de las patrullas militares y policiales movidas a la zona para control de la delincuencia, de las inmediaciones de las comunidades en las que residen los labriegos.

Si las bases campesinas aceptan este acuerdo, el mismo será ratificado el sábado en Trujillo, Colón.

PUNTOS PRINCIPALES DEL ACTA DE COMPROMISO

El acta de compromiso, en sus puntos torales señala que se proporcionará tierra a los 28 grupos campesinos aglutinados en el MUCA, tres mil hectáreas de tierra cultivadas de palma africana e igual cantidad de tierras no cultivada.

A estas se suman otras mil hectáreas cultivadas de palma, en un plazo máximo de un año, a partir de la firma del acuerdo.

Además, otras cuatro mil hectáreas de tierra sin cultivar, las que serán adjudicadas en el plazo máximo de un año. En este punto se señala que si de la remedición resultara un excedente del sobretecho, la totalidad del mismo se adjudicará de inmediato al MUCA, mediante el pago de mejoras, deduciendo las mil hectáreas cultivadas antes mencionadas.

El Gobierno de la República se compromete a poner en posesión pacifica al MUCA, tres mil hectáreas de tierra cultivada de palma africana, una vez identificadas las aéreas geográficas correspondientes a dicha extensión y por su parte los campesinos se comprometen a desalojar en forma voluntaria el resto de la tierra ocupada.

Posteriormente se procederá a identificar las tres mil hectáreas de tierra no cultivadas en el término de tres meses.

Resalta en el acuerdo, el compromiso del Gobierno Central, de ejecutar en esa zona, proyectos sociales de salud, educación e iniciar el proyecto de construcción de 100 viviendas en un plazo de dos años, a fin de mejorar el nivel de vida de los campesinos.

Para dar seguimiento al presente acuerdo, se crearan dos instancias, un organismo de monitoreo independiente a propuesta de los campesinos y del Gobierno de la Republica como fiel garante del cumplimiento de los acuerdos.

El Mandatario garantizó su compromiso de instruir a las secretarías de Seguridad y de Defensa para que mantengan un entorno respetuoso de los derechos humanos.

Otros puntos del documento se refieren al valor de la compra de las tierras, tanto en producción como para las nuevas plantaciones, acción que realizará el Instituto Nacional Agrario (INA), en coordinación con técnicos propuestos por el MUCA, financiados por el Estado para definir la situación de las plantaciones y su rentabilidad.

También se creará una comisión técnico jurídica, integrada por un representante del INA, otro del Gobierno y un representante de la Secretaría de Agricultura y Ganadería y tres miembros del MUCA, a fin de rendir un informe en un plazo de 90 días, para definir la procedencia o consistencia técnica o legal de las compra ventas.



Valora este artículo
(0 votos)

volver arriba

CEDAC Baner PRONTO