campaña contra el cancer

baner blanco

dep19

Menu

Tragedia Aérea estremece nuevamente a Honduras



Tegucigalpa – La tragedia aérea ocurrida el lunes, 14 de febrero, día del Amor y la Amistad, conmovió nuevamente a Honduras, una nación centroamericana que en los últimos años ha sido sacudida por una severa crisis política, desastres naturales que han cobrado decenas de vidas, aunada a una creciente ola de violencia que deja al menos 16 muertos por día.
 

En el accidente fallecieron 14 personas, once hondureños y tres extranjeros, que estaban viajando desde San Pedro Sula, la ciudad industrial del país, a Tegucigalpa, la capital política.

El accidente ocurrió en el sector de Las Mesitas, en el municipio de Santa Ana, al sur de la capital hondureña, a pocos metros de donde el 21 de marzo de 1990 cayó un avión de carga de la aerolínea TAN-SAHSA, en el que fallecieron sus tres tripulantes.

En el Cerro de Hula, siempre al sur de la capital hondureña, el 21 de octubre de 1989 cayó un avión de la compañía Sahsa, en el que fallecieron 149 pasajeros, y otros diez sobrevivieron.

Las causas del accidente de este lunes están en investigación, pero inicialmente se asocian a las condiciones climatológicas prevalecientes en Honduras, como consecuencia de una masa de aire polar.

“No sabemos cuáles son las causas del accidente, no queremos especular en estos momentos, hay profesionales en ese campo de la investigación científica, queremos que ellos hagan las investigaciones de rigor”, dijo el propietario de la empresa Central American Airways, Bob Evans.

El Gobierno del presidente, Porfirio Lobo, lamentó el accidente, decreto duelo nacional por tres días, y ordenó una investigación.

Las víctimas

En el avión accidentado este lunes, se transportaban 14 personas, quienes fueron identificados como Plutarco Molina, John Peter, James Howel, Tom Chuck Slynn, Joaquín Fernández, Leda Cabrera, Julio Alvarenga, Israel Salinas, Carlos Chaín, Alejandra Figueroa, Rodolfo Rovelo y Sara Villacorta.

El canciller hondureño, Mario Canahuati, y el ministro del Instituto Nacional Agrario, César Ham, tenían previsto volar en el avión accidentado, pero llegaron con retraso al Aeropuerto Ramón Villeda Morales de San Pedro Sula, por lo que abordaron otro aparato, según relataron a los periodistas.


Salinas era el secretario general de la Confederación de Trabajadores de Honduras (CUTH); Rovelo era viceministro de Obras Públicas y Transporte, y Chaín, empresario y ex ministro de Economía y Comercio.

Alejandra Figueroa trabajaba para el Programa de Asignación Familiar (PRAF).

Entre las víctimas figuraban además un alto empleado del Banco Atlántida, un dirigente del sector avícola, dos ciudadanos estadounidenses (James Howel, Tom Chuck Slynn), y un ciudadano canadiense (John Peter).

La aeronave siniestrada era propiedad de la compañía Central American Airways, que tenía, según sus propietarios unas 5,000 horas de vuelo.


La aeronave despegó del aeropuerto Ramón Villeda Morales de San Pedro Sula a las 7:00 horas de la mañana del lunes, y tenía prevista su llegada a Tegucigalpa, 40 minutos más tarde.

La aeronave perdió comunicación con la torre de control hacia las 8:30 de la mañana, según los informes de las autoridades. El accidente se confirmó a las 9:00 de la mañana, cuando pobladores de la comunidad de Santa Ana informaron del mismo.

El alcalde de la comunidad dijo a los periodistas que el copiloto de la nave fue rescatado con vida y trasladado de inmediato a un centro asistencial del lugar, pero que falleció en el camino.

Los cuerpos fueron levantados del lugar de la tragedia horas después del accidente y trasladados a la morgue judicial en Tegucigalpa, donde fueron entregados a sus familiares.

Hacia las 7:00 de la noche se habían entregado nueve de las 14 víctimas, dijo a periodistas el portavoz del Ministerio Público, Melvin Duarte.

El primer cuerpo entregado fue el del secretario general de la Confederación Unitaria de Trabajadores de Honduras (CUTH), Israel Salinas, quien anoche era velado en la sede del STIBYS, en Tegucigalpa.


Se informó de que los cadáveres del piloto de la aeronave siniestrada, Òscar Anderson, serian sepultados en Juticalpa, Olancho, y de Alejandra Figueroa, funcionaria del Programa de Asignación Familiar (PRAF), en Catacamas, Olancho, en el oriente del país.

Todas las víctimas estaban siendo veladas anoche en distintas funerarias de Tegucigalpa.

Los que son del interior del país, serán trasladados a sus lugares de origen este martes.

Duarte dijo que fiscales del Ministerio Público trabajaban en las coordinaciones para la identificación de los restos de la aeronave y con la Dirección de Aeronáutica Civil para determinar las causas del accidente.

ACCIDENTES AÉREOS

AÑO
VUELO
LUGAR
MUERTOS
SOBREVIVIENTES
1972 avión comercial costado sur de Toncontín
De 18 pasajeros, fallecieron varios

22 enero 1985 avión militar de Estados Unidos Puerto Castilla
21

14 de agosto de 1986 avión militar Lockeed C130D-556 de la Fuerza Aérea Hondureña Cerca de Wanpusirpi, Gracias a Dios.
59

25 de febrero de 1989 Circulo Douglas DC-6 HR-AKZ Tegucigalpa
10

21 de octubre de 1989 Boeing 727-224; N88705, de la aerolínea TAN-SAHSA Cerro de Hula
149
10
21 marzo 1990 avión de la aerolínea TAN-SAHSA, esta vez de carga sector de Las Mesitas
3

31 de marzo de 1995 avioneta privada
4

01 de abril de 1997 avión de carga Hércules C-130 de la Fuerza Aérea de Estados Unidos salió de la pista del aeropuerto Toncontín, hasta caer al bulevar Comunidad Europea
3
7
24 de abril del 2002 avión privado Cessna 206G En un sector de Olancho
6

30 de mayo 2008 Airbus 320 de Taca vuelo 390 aterrizó muy a mitad de la pista saliéndose de la misma
5
65
10 de marzo 2010 avioneta Cesna, bimotor 421 se precipitó cuando se dirigían desde Tegucigalpa a San Pedro Sula
3

14 de febrero 2011 aerolínea Central American Airlines El accidente se produjo en las cercanías de la aldea Las Mesitas, a unos 5 kilómetros al sur del aeropuerto
14





Valora este artículo
(0 votos)

volver arriba

banner pronto-01