Banner Por Salud enero17 1

boton19

GIF Jestereo nov 17

Menu

icono buscar

Alarmantes proyecciones al cierre de 2011: 86 homicidios por cada 100 mil habitantes



Tegucigalpa.- Las cifras de la violencia en materia de homicidios no son halagadoras para Honduras, ya que al finalizar el 2011, proyecciones preliminares del Observatorio de la Violencia, indican que el país cerrará con una tasa nacional de 86 homicidios por cada 100 mil personas, una cifra escalofriante para una nación que no vive en guerra.
 

En el primer semestre de 2011, se contabilizan 4,296 muertes en el país, de las que 3,602 obedecen a homicidios, en su mayoría producto del sicariato, que se caracteriza por muertes por encargo.

En materia de femicidios, solo en ese período el Observatorio de la Violencia registra 245 asesinatos de mujeres en los meses de enero-junio de 2011.

Migdonia Ayestas, coordinadora del Observatorio de la Violencia de la UNAH y el PNUD, comenta que por ahora se registran un promedio de tres masacres a la semana en el país, y de continuar la tendencia “creemos que se cerrará con una tasa media nacional de homicidios de 86 por 100 mil habitantes”.

“La lógica nos dice que estamos ante un aumento preocupante de la violencia, siendo el sicariato la forma que más auge ha tomado en los últimos años, lo que obliga a la policía a un mayor control en aquellas zonas donde se está geo- referenciando la violencia”, dijo Ayestas a Proceso Digital

Los siete departamentos que encabezan la violencia al primer semestre de 2011, son Cortés, Francisco Morazán, Atlántida, Yoro, Copán, Comayagua y Olancho.

La inseguridad en estas zonas ha mostrado una dinámica casi similar en los últimos cinco años, cuando Honduras se despegó de la tasa mundial de homicidios y hoy compite con países como México u otro del Medio Oriente.


Si el 2011 cierra con 86 homicidios como tasa media nacional, Honduras nunca en su historia había presentado tantas muertes violentas por homicidios, y estaría a punto de liderar “por goleada” el número de homicidios en toda Centroamérica.

Ayestas, es del criterio que las cifras del Observatorio de la Violencia—único en América Central—buscan ayudar a las autoridades a presentar un mapa de las zonas más conflictivas, el tipo de muertes, la modalidad e incluso las horas en que se produce mayor inseguridad.

En el 2010, Honduras reportó una media nacional en la tasa de homicidios de 77 por cada 100 mil personas. La media mundial es de 8.8 muertes por cada 100 mil habitantes.

A nivel de asesinatos diarios, el país también presentó al cierre del primer semestre de este año otra cifra espantosa: 20 homicidios diarios, en lo que bien podría ser un símil que en esta nación centroamericana se asesina gente, como se talan los bosques.

El año pasado, según esta dependencia académica, no hubo departamento en Honduras que tuviera tasas de homicidio debajo de 8.8 por 100 mil y habrá que esperar si este año la tendencia se mantiene o baja en algunas regiones.

El gobierno del presidente Lobo busca levantar cabeza en su lucha contra la violencia e inseguridad, al anunciar el envío la otra de semana de un nuevo paquete de leyes al Congreso Nacional en materia de seguridad que le permitan más dientes legales en la captura y condena de los criminales.

Estas leyes van desde combatir la extorsión por secuestro o el denominado “impuesto de guerra” de las pandillas, discrecionalidad para depurar la policía sin temor a demandas judiciales, combate al robo de cobre, una ley de escuchas telefónicas, entre otros.

La guerra contra la delincuencia y la inseguridad el gobierno quiere replantearla en varios frentes, de forma simultánea: depurando a sus miembros coludidos con el crimen organizado y el narcotráfico, adquiriendo infraestructura para el combate antidrogas, desarrollando prevención juvenil y coordinando acciones conjuntas con sus homólogos del “Triángulo Norte” de América Central, que conforman Honduras, Guatemala y El Salvador.


De acuerdo a las autoridades policiales y fiscales, muchas de estas muertes obedecen a presuntas vinculaciones con el narcotráfico, pero también a otras modalidades del crimen organizado como bandas de roba carros, lavado de dinero, entre otros.

En medio de la semana, los reportes policiales no solo señalan las muertes violentas, también el comiso de dinero en dólares en los aeropuertos de Tegucigalpa y San Pedro Sula, con conexiones hacia Panamá o Estados Unidos.
Más de 2,8 millones de dólares en efectivo han sido incautados, mientras los registros de comiso de droga suman más de 12 mil kilos de cocaína. Todo indica que el año 2011, será no solo un período récord que advierte la peligrosidad en que ha caído el país, sino que también alerta sobre el reto descomunal que tienen las autoridades en zonas consideradas territorios impenetrables ante el control del crimen.


Valora este artículo
(0 votos)

volver arriba

CEDAC Baner PRONTO