Banner Por Salud enero17 1

boton19

GIFGENERICOJESTEREO B

Menu

Revelan nombres de policías implicados en asesinato de universitarios



Tegucigalpa - La autoridades de la Secretaría de Seguridad revelaron esta noche el nombre de los cuatro uniformados de la policía preventiva, un suboficial y tres agentes de línea, implicados en el asesinato de los estudiantes universitarios, Carlos Pineda y Rafael Alejandro Vargas Castellanos, este último hijo de la rectora de la UNAH, Julieta Castellanos.
 

El jefe del Distrito Policial 1-6, Rommel Martínez, asignado en la posta de La Granja, dijo que los supuestos responsables son el Subinspector Carlos Galeas Cruz, los agentes Wilfredo Figueroa Velásquez, quien conducía la patrulla; Arnulfo Padilla Rodríguez, el radio operador y José Rubén Pozo, quien fungía como policía de apoyo.

Ambos son sindicados por la autoridad como los hechores del crimen cometido contra los jóvenes universitarios, cuyos cuerpos fueron lanzados a una hondonada en la aldea Villa Real, al sur de la capital.

De acuerdo a las autoridades policiales, los implicados se encuentran bajo custodia en la Jefatura Metropolitana, a la espera de los requerimientos fiscales que emita el Ministerio Público. Ahora que se revelaron los nombres, los fiscales aguardan un informe oficial de la policía para emitir en las próximas horas los requerimientos fiscales individualizados.

Para el comisionado César Somoza, existen “evidencias, confesiones, se han realizado los embalajes, los exámenes de criminalística que indican la responsabilidad de los policías. Esto científicamente ha sido demostrado”, acotó.

Temprano en la mañana, el jefe de la inteligencia policial, José Ramírez del Cid, confirmó que un suboficial y tres agentes de línea fueron los responsables del asesinato de los universitarios y que todos ellos están asignados a la posta del barrio La Granja de Comayagüela. Incluso dijo que uno de ellos había confesado el delito.

Incluso relató que el secuestro que fuera objeto un oficial de policía, que logró escapar, estaba relacionado con el caso de los jóvenes Pineda-Vargas Castellanos y que es al parecer, una de las piezas claves en el esclarecimiento del caso.

Este miércoles, fiscales del Ministerio Público decomisaron 10 patrullas policiales en búsqueda de evidencia que conectara a los agentes y el subinspector con el crimen, para lo cual también incautaron los libros de entrada y salida, teléfonos, armas y otro tipo de evidencias.

En un acto en la UNAH, donde la comunidad universitaria y diversos sectores realizaron “la noche de los cirios” a favor de la paz y contra la violencia, la rectora Julieta Castellanos, dijo que había llegado el momento de que las autoridades del país dejaran de dar la espalda a los procesos y comenzaran a tocar el problema “yendo al fondo” para promover los cambios necesarios.

Destacó el profesionalismo de la Facultad de Medicina de la UNAH y de la UNAH-Valle de Sula quienes tomaron desde un inicio el control de la investigación, evitando que se cayera en la manipulación de las pruebas.

Castellanos dijo que si bien esta vez la violencia le tocó en lo más hondo de su corazón, no era la primera vez que ella abordaba este tema y el de la inseguridad, al fundar en el 2004 el Observatorio de la Violencia, que promueve las Naciones Unidas con la UNAH.

“Hemos dicho a las autoridades dónde se cometen los delitos, las zonas inseguras, las horas en que ocurren para que analicen, ese es el aporte de la Universidad, ahora toca a ellos tomar las decisiones, no con maquillajes, sino con acciones que vayan al fondo de los problemas”, dijo la rectora, al reafirmar que continuará con su apuesta por dar esperanzas a este país y contribuir a que se revierta el clima de inseguridad.

El asesinato de los jóvenes universitarios ha sido uno de los detonantes en los que la sociedad hondureña y la comunidad universitaria, en especial, demanda una fuerte y profunda depuración policial.


Valora este artículo
(0 votos)

volver arriba

CEDAC Baner PRONTO