Banner Por Salud enero17 1

boton19

GIFGENERICOJESTEREO B

Menu

Conferencia Episcopal se suma a reclamos por una urgente depuración policial



Tegucigalpa.- La Conferencia Episcopal de la Iglesia Católica de Honduras, emitió este viernes uno de sus más fuertes comunicados en donde pide la inmediata y efectiva depuración de la policía, tras asegurar que la violencia es también una reacción humana frente a ciertas agresiones.
 
“Y en este sentido, hay razones serias para temer estallidos de violencia no sólo en la población carcelaria sino en la población general de Honduras, que se siente constantemente agredida por aquellos miembros corruptos que están en el seno de las Fuerzas de Seguridad del Estado, por las consecuencias de la impunidad, por la falta de respuestas de los poderes del Estado a las demandas que son justas, por las promesas incumplidas y las políticas partidarias y populistas que benefician a unos pocos pero disgustan a la mayoría”, señala el comunicado.

Siempre en el tema policial, la Conferencia Episcopal se pronuncia oficialmente sobre el tema, cuatro meses después del estallido de la corrupción policial que está a las puertas de ser intervenida por una comisión de notables nacionales e internacionales.

En este aspecto, la Conferencia Episcopal manifiesta su honda preocupación por la fragilidad de las instituciones encargadas de cuidar la vida y los bienes de quienes habitan en este país.

“Últimamente la Policía Nacional, entidad tan necesaria para cumplir tales fines, se ha visto muy afectada por actos ilícitos, algunos realmente abominables, cometidos por miembros de esa institución. Pensamos que no todos los miembros de la Policía Nacional están involucrados en estos hechos, pero es importante descubrir y aplicar la ley a todos los que han estado participando en actos delictivos que manchan la reputación de esa institución del Estado”.

“Por lo tanto, exigimos la depuración rápida y efectiva de la Policía Nacional, al mismo tiempo que ofrecemos nuestros servicios espirituales para la formación integral”, sostiene la Conferencia Episcopal.

Los Obispos de Honduras inician su comunicado condenando los hechos ocurridos en la granja penal de Comayagua y demandan de las autoridades “una completa investigación de los hechos”.

“La situación deplorable de la mayoría de los Centros Penales del país nos obliga a considerar este problema como un grave atentado a los derechos humanos de las personas que viven privadas de libertad. Porque no se trata tan sólo del hacinamiento, la falta de higiene o de alimentación; se trata de todos los problemas de violencia, asesinatos, corrupción, tortura psicológica, drogadicción, inmoralidad, ilegalidad, entre otros, que se viven en el interior de las cárceles”, cita.

Indica que por ello el Estado es responsable a través de las autoridades penitenciarias y también de los operadores de justicia que mantienen una “desmesurada” mora judicial.

Finalmente, indica que el problema de la violencia en Honduras exige serias reflexiones, porque una agresividad no educada o influenciada por modelos familiares o sociales negativos, se traduce en actitudes de violencia que esta llevando a la construcción de una cultura que justifica las conductas violentas porque no es capaz de condenar el machismo, entre otros aspectos. Propone, por tanto, la construcción de una Cultura de la Paz para cual han lanzado una campaña con Caritas.

Valora este artículo
(0 votos)

volver arriba

CEDAC Baner PRONTO