porsalud 2018 5

boton19

GIF Jestereo nov 17

Menu

         

Mujeres periodistas, entre la pasión profesional y las amenazas a la libre expresión



Tegucigalpa- Son muchas las mujeres periodistas que con su voz a través de la radio, sus escritos en un periódico digital o de papel o con su trabajo en la televisión, informan día a día a los hondureños, sin dejar de lado su papel orientador, en un país donde el periodista, en la búsqueda constante de la verdad, desafía a cada paso los peligros propios de una nación con altos niveles de criminalidad y donde la defensa de la libertad de expresión debe sortear cada día nuevos retos.
 

Proceso Digital conversó con periodistas hondureñas. Para ellas la profesión es su vida, su pasión pero más allá de ello, es compromiso con Honduras:

Miriam Mercado: El periodismo es mi vida

¿Que representa el periodismo para usted?

R/ Representa mi vida.

¿Cuál es su mejor experiencia periodística?

R/Cubrir Derechos humanos cuando era presidente del Comité de Defensa de los Derechos Humanos en Honduras (Codeh) Ramón Custodio.

¿Cuál es su peor momento periodístico?

R/ Cuando tuve que dejar San Pedro porque estaba amenazada cuando paso el huracán Fifí y tuve que ver partir a mi hijo de cinco años a Estados Unidos solo porque no tenía como mantenerlo.

¿En Honduras una mujer periodista tiene los mismos derechos que un hombre que ejerce la profesión?

R/Tienen más ventajas los hombres, a ellos se les paga mejores salarios que a las mujeres, porque vivimos en una cultura machista, empezando por los propietarios de los medios.

¿Cómo las mujeres periodistas visualizan el futuro de la profesión en Honduras?

R/ La profesión del periodismo es muy difícil y más cuando de parte de ciertos sectores se quiere controlar los medios de comunicación que respondan siempre a sus intereses.

Fátima Cerrato: Todavía predomina el machismo en el periodismo

¿Que representa el periodismo para usted?

R/ El periodismo es mi vida, mi pasión, lo que más amo, es una gran oportunidad y una ventana para contribuir a la sociedad hondureña y devolverle al país un poco de lo mucho de nos ha dado.

¿Cuál es su mejor experiencia periodística?

R/ Cubrir la fuente del Hospital Escuela y conocer realmente las necesidades de la población ante la indiferencia de los gobiernos que nunca les ha preocupado darle salud al pueblo.

¿Cuál es su peor momento periodístico?

R/Ha sido sentirme incapaz de poder ayudar a los demás cuando necesitan apoyo económico para poder comprar sus medicamentos o por un examen que necesitan hacerse, fuera del centro hospitalario estatal y ¡no poder hacer nada!.... la frustración de no poder ayudar a los demás económicamente, creo que para mí es lo peor que he podido vivir como periodista.

¿En Honduras una mujer periodista tiene los mismos derechos que un hombre que ejerce la profesión?

R/ No los tiene, porque todavía predomina el machismo en el periodismo y creo que hay puertas que hay que continuar abriendo, hay que hacerse las valientes con tanta desigualdad, ellos creen que somos menos intelectuales y menos inteligentes y eso no es así.

¿Cómo las mujeres periodistas visualizan el futuro de la profesión en Honduras?

R/ Lo visualizó de una forma en que las mujeres podemos, las mujeres periodistas vamos hacer historia en Honduras, si nos fijamos en los grandes productores de televisión o los que llevan una coordinación, siempre atrás está el pensamiento de una mujer que lleva ideas y pensamiento, lo veo con mucho optimismo, y viendo al futuro creo que las mujeres no solo van a ganar en el periodismo, sino que también vamos a poder gobernar esta nación, en qué año no lo sé, pero si se logrará algún día.


Emma Calderón: La mujer siempre tiene desventajas en el periodismo

¿Que representa el periodismo para usted?

R Es parte de mi vida, porque es una profesión que realmente nos compromete con los ciudadanos y como personas ante la problemática de la sociedad.

¿Cuál es su mejor experiencia periodística?

R/Me impactó cuando una niña de siete años ingresó a la morgue, decían que se había caído de las gradas. Después resulto que había sido golpeada por la mamá y el padrastro. Eso fue un momento que me hizo reflexionar mucho porque yo no sabía que tan malo podría ser un ser humano para hacerle daño a una niña.

¿Cuál es su peor momento periodístico?

R/ Cuando me tuve que ir del país porque nadie me daba trabajo.

¿En Honduras una mujer periodista tiene los mismos derechos que un hombre que ejerce la profesión?

R/No, la mujer siempre tiene desventajas.

¿Cómo las mujeres periodistas visualizan el futuro de la profesión en Honduras?

R/ El periodismo es muy influenciado por la mujer porque la mayor parte de reporteros son mujeres, el problema está en los cargos de dirección, somos muy pocas las mujeres que estamos en cargos de dirección, entonces existe mucho machismo en el periodismo.

Lucía Alvarado: me siento realizada a pesar de las amenazas por ejercer el periodismo

¿Que representa el periodismo para usted?

R/Mi vida completa, me siento realizada ejerciendo el periodismo a pesar de tanta situación anormal que ocurre últimamente contra la prensa, todas las amenazas que tenemos para ejercer el periodismo.

¿Cuál es su mejor experiencia periodística?

R/ He tenido muchas experiencias después de 26 años de servicio, pero una que me marcó para siempre fue el accidente aéreo del 88, ver tantos cuerpos calcinados a un año de ejercer la profesión.

¿Cuál es su peor momento periodístico?

R/ Como periodista cuando observo la incomprensión de todos los sectores, cuando observo a tantos funcionarios de esta administración que hacen a un lado a los que ejercemos el periodismo y en vez de ser aliados para el bien del país, nos hemos convertido en antagonistas por denunciar todo lo malo que sucede, nosotros no somos los responsables, son ellos los que administran y tienen el país como esta, esos son momentos tristes que uno vive cuando ve la prepotencia de un funcionario que se le ha subido el cargo a la cabeza.

¿En Honduras una mujer periodista tiene los mismos derechos que un hombre que ejerce la profesión?

R/No, porque la misma mujer se convierte en obstáculo de la mujer que ejerce el periodismo, no hay apoyo entre las mismas mujeres, al contrario de los hombres que se apoyan entre sí.

¿Cómo las mujeres periodistas visualizan el futuro de la profesión en Honduras?

R/ Tengo esperanzas que la situación cambie, pero no veo una mejora ya sea en el ámbito económico, los periodistas no ganan bien, exponen sus vidas, nadie se preocupa por el salario, no tenemos derechos como otros sectores como ser por años de servicio y eso no puede seguir así, tenemos derecho a una mejor remuneración.


Thelma Mejía: El Periodismo es compromiso y un aprendizaje constante

¿Qué representa el periodismo para usted?

R/Parafraseando al premio nobel de Literatura, el colombiano, Gabriel García Márquez, le diría que el Periodismo, para mí, es “el mejor oficio” del mundo. Es algo que llevas en tus venas, es una pasión que se sufre pero también deja recompensas cuando tienes claro el norte que debe regir esta profesión: servir y no servirse de ella. El Periodismo es compromiso y un aprendizaje constante; nunca terminas de aprender en este oficio y cuando la abulia te invade, el Periodismo tiene la magia—si te gusta—de sacudirte, reinventarte y demostrarte que las historias no están en los discursos oficiales ni las declaraciones vacías: están en el común de la gente, en sus anécdotas, en sus vidas y en descubrir y entender los entresijos que hábilmente se tejen desde el Poder.

¿Cuál es su mejor experiencia periodística?

R/Tengo muchas pero todas ellas se resumen en lo siguiente: ser consecuente con mis principios y mis ideales, al margen del costo a pagar por no claudicar en lo que considero debe ser el Periodismo: un ejercicio ético y profesional que no está en venta en las vitrinas ni las ofertas de supermercados, mucho menos en la chequera de quienes acostumbran “pagar o pegar” a la prensa.

¿Cuál es su peor momento periodístico?

R/El Periodismo, como la vida, es un aprendizaje constante y trato de canalizar mis tropiezos en oportunidades, por eso no he tenido peores momentos en mi desarrollo como periodista, quizá experiencias amargas que, como el agua, hay que dejarlas correr.

¿En Honduras una mujer periodista tiene los mismos derechos que un hombre que ejerce la profesión?

R/Debería ser así, pero como en muchos otros espacios, a las mujeres nos hace falta luchar por mejores reivindicaciones. En el caso de la mujer periodista, ésta tiene el reto de demostrar que la carrera no es belleza física, es tener también talento, formación, manejo ético de la información, entre otros atributos, que también deben tener los hombres y todos aquellos que abrazan el ejercicio del Periodismo. Las empresas deben invertir en capacitar a sus periodistas y las mujeres periodistas debemos luchar por entrar en esos espacios de capacitación. Si una mujer periodista se esmera en ser una excelente profesional, se le abrirán oportunidades laborales e incluso económicas, pero si una mujer periodista se conforma con hacer más de lo mismo, los colegas varones llevarán ventaja aunque sean igual de malos que el resto. Honduras es un país muy conservador y romper tabúes es un reto constante, y en ese reto, estamos insertas las mujeres, sin excepción.

¿Cómo las mujeres periodistas visualizan el futuro de la profesión en Honduras?

R/Estamos viviendo tiempos difíciles y todo indica que esos signos apenas son el comienzo de enormes batallas que debe librar el Periodismo, pero ello no será posible con una prensa amordazada, maniatada por el Poder o intimidada por el narcotráfico y el crimen organizado. Cuando veo o escucho a muchos periodistas—con experiencia o de la nueva oleada—que lejos de cuestionar al Poder se vuelven “militantes” del mismo, me apena porque no siento o veo en ellos la pasión del periodismo en sus venas, no veo el compromiso con su País, sino su cálculo por el estómago o la aspiración política del momento. El Periodismo militante le está haciendo mucho daño a Honduras en este momento, es una prensa que no sabe debatir en el mundo de las ideas, porque su pensamiento es tan corto y mediocre que es más fácil descalificar, confundir, tergiversar y estigmatizar. En el mundo del debate de las ideas, éstas de defienden o combaten con sustento, con un nivel de altura, pero en el mundo de la mediocridad que está rodeando a un gran sector del periodismo hondureño, el menosprecio al pensamiento es su principal característica. La prensa y los periodistas no están para generar odios ni divisiones en la sociedad, están para orientar, para contrastar, para buscar la verdad con profesionalismo y rigor ético. Honduras amerita en este momento, un Periodismo comprometido con su tiempo.

Ninfa Arias: La academia y los medios deben plantearse la calidad del nuevo periodista

¿Que representa el periodismo para usted?

R/Representa una vida profesional que es fundamental para mi realización personal.

¿Cuál es su mejor experiencia periodística?

R / Creo que no hay una mejor experiencia, porque todas las experiencia que uno va acumulando en la carrera son buenas y a veces unas son de cal y otras de arena para los periodistas, pero vivirlo todo es acumular un mundo de actividades y situaciones que forman la vida del periodista y por eso es que uno nunca termina de aprender, porque está en el ejercicio y cada acontecimiento aunque uno piense que es igual nunca es igual.

¿Cuál es su peor momento periodístico?

R/Mi peor momento es no tener una noticia, cuando de pronto no encuentro el valor de la noticia y los datos los tengo a la vista, creo que ese es mi peor momento, cuando pierdo el olfato de la noticia que eso a veces nos suele pasar.

¿En Honduras una mujer periodista tiene los mismos derechos que un hombre que ejerce la profesión?

R/Creo que sí, legalmente y constitucionalmente uno los tiene, pero en la práctica algunas mujeres les ha tocado vivir con la discriminación, cosa que no he vivido y creo que no aceptaría, pero no puedo desconocer que si hay discriminación.

¿Cómo las mujeres periodistas visualizan el futuro de la profesión en Honduras?

R/ Pues el futuro de la profesión periodística lo veo negativo, porque lo que está emergiendo, los relevos generacionales y profesionales están muy mal, no solo a nivel personal sino que profesionalmente si veo un deterioro y creo que de ahí los retos para que los medios, la universidad, los periodistas, los gremios podamos unirnos y ofrecer un periodismo de calidad a la ciudadanía.


Raquel Lazo: Mensajes intimidatorios empañan el periodismo en Honduras

¿Que representa el periodismo para usted?

R/ Para mí el periodismo representa pasión, nobleza de corazón. Estas dos cualidades son fundamentales para mí al momento de ejercer mi profesión. Considero que si una persona no posee ninguna de estos dos elementos nunca podrá ser un excelente periodista sobre todo en este mundo donde la ética se olvida y donde es complicado llevar la información con la verdad por delante... Con esto no quiero decir que ya soy una excelente periodista, me falta camino para lógralo, pero si estoy convencida que todo profesional de la comunicación debe poseer pasión y amor por lo que hace ya que muchos de los problemas que se dan en Honduras, nosotros los periodistas somos las vía para intentar resolverlos...

¿Cuál es su mejor experiencia periodística?

R/ La mejor experiencia periodística ha sido ayudar a un menor de siete años a quien le faltan sus antebrazos y padecería de un problema en el corazón. Con una serie de reportajes que le hice y que se transmitieron en TN5 pudimos lograr recaudar dinero para realizarle varios exámenes costosos que después permitieron practicarle una cirugía en su pequeño corazón, salvarle la vida a ese menor a quien quiero mucho ha hecho de mi carrera periodística una profesión con la cual quiero seguir adelante...por lo humano y por la solidaridad de las personas, esa experiencia ha sido la mejor en mi carrera periodística.

¿Cuál es su peor momento periodístico?

R/ Creo mi peor momento periodístico fue canalizar toda la crisis política del 2009; durante ese periodo tuve que poner a prueba mi profesionalismo y mi convicción... De ese proceso salí avante y me siento satisfecha por las decisiones que tomé en su momento por que prevaleció mi profesionalismo y mi ética....y si volviera a ocurrir lo mismo del 2009, volvería a tomar mis mismas decisiones siempre poniendo en primer plano el profesionalismo.

¿En Honduras una mujer periodista tiene los mismos derechos que un hombre que ejerce la profesión?

R/ Creo que no tenemos los mismos derechos de un hombre, pero allí está el reto, nosotras tenemos que buscar y adueñarnos de esos derechos...Creo que no debemos de esperar que en un país donde prevalece la cultura machista nos den nuestro lugar, nosotras tenemos que buscar y alcanzar esos espacios; estoy convencida que podemos alcanzarlos..

¿Cómo las mujeres periodistas visualizan el futuro de la profesión en Honduras?

R/ Lamentablemente el panorama no es alentador para los periodistas, cada vez que asesinan a un comunicador, que un político o un gobierno utiliza toda su maquinaria para callar a un periodista no cabe duda que esos son mensajes desalentadores, que a medida que nosotros los periodistas no exijamos justicia por los asesinatos de nuestros colegas, que permitamos que cualquier político o persona quiera con intimidaciones quiera callar nuestra voz, es allí donde los represores de la libertad de expresión ganar espacios y nuestro futuro periodístico se verá empañado por qué no lo defendimos a tiempo.

Marja Pérez: El periodismo hondureño ha perdido profundidad

¿Que representa el periodismo para usted?

R/Una carrera muy noble de servicio a la sociedad, de servicio al país en general, es una carrera que no es para servirse, es para servir a los demás, creo que es la mejor carrera para servir a la población desde una perspectiva más objetiva y es muy diferente de estar dentro del gobierno o desde un gremio, cuando estamos dentro de un medio tenemos la oportunidad de influir en toda una sociedad con nuestro trabajo periodístico.

¿Cuál es su mejor experiencia periodística?

R/ Hasta ahora mi mayor experiencia es poder trabajar con los grupos étnicos y conocer de cerca lo que ellos hacen, padecen, necesitan, el poder contar a la población su realidad, sus características culturales, el poder dar a conocer que son un pueblo digno aunque estén relegados, abandonados, pienso que son un grupo de la sociedad que requieren el apoyo nuestro como periodistas.

¿Cuál es su peor momento periodístico?

R/Tomando en cuenta que mi carrera no ha sido tanto reporteril, que es donde se viven experiencias que lo marcan a uno como mujer periodista, realmente hasta el momento no he tenido una mala experiencia en mi carrera. He disfrutado mi labor y siento que es maravilloso poder trabajar disfrutando de lo que uno hace.

¿En Honduras una mujer periodista tiene los mismos derechos que un hombre que ejerce la profesión?

R/Creo que sí, pero hasta ahora las mujeres debemos de tener una buena autoestima, tener un carácter muy bien formado para no ser tomadas como mujeres para rellenar espacios, podemos destacarnos como el resto de los hombres, no podemos ser tímidas, porque no nos van a dar los espacios que necesitamos y merecemos, tenemos que meternos a la competitividad y poder decir, yo puedo hacer esto y aunque no tenga la experiencia pero voy a intentarlo y demostrar mi capacidad y eso pues nos va abriendo los espacios al igual que los hombres, a veces creo que las mujeres no somos muy beligerantes, nos relegamos, y obviamente hay hombres que dicen que las mujeres son buenas para hacer trabajos relacionados con cosas cosméticas y no profundas y ni de análisis, sin embargo en el medio en el que yo trabajo las mujeres somos un brazo fuerte, somos las que hacemos una buena parte de las funciones periodísticas y lo disfrutamos muchísimo lo que hacemos aunque no seamos tan visibles.

¿Cómo las mujeres periodistas visualizan el futuro de la profesión en Honduras?

R/A mí me preocupa el hecho que las nuevas generaciones se están enfocando en un periodismo muy superficial, muy ligero y no queremos introducirnos en temas profundos, que le interesan al país, al tema de la seguridad a otras cosas que realmente son de interés nacional , siento como que hay una moda, la Escuela de Periodismo está llena, pero cuando uno habla con los muchachos y particularmente con las mujeres siento que en su mayoría están enfocadas en eso, o sea quieren figurar pero en un periodismo superficial, si queremos un periodismo de influencia tenemos que meternos a temas de lleno de interés nacional, el poder analizar y profundizar y poder decir el país tiene problemas en salud, educación, seguridad y que nuestras palabras tengan peso en la sociedad y poder hacer que los gobernantes reflexiones en dichos temas para que le den un rumbo a nuestro país.





Valora este artículo
(0 votos)

volver arriba