campaña de vacunacion

baner blanco

dep19

Menu

Seguridad sigue siendo el dolor de cabeza del presidente Lobo



Tegucigalpa - Al cumplirse este domingo 27 de enero, tres años de Gobierno del mandatario Porfirio Lobo, su oferta de campaña sobre trabajo y seguridad sigue siendo la materia pendiente en el comienzo de la cuenta regresiva para entregar el poder de la nación.
 

- Lograr el reconocimiento internacional sigue siendo la carta de presentación del Gobierno de Porfirio Lobo, aseguran analistas.

- Los analistas consultados por Proceso Digital aplazan gestión gubernamental del mandatario hondureños y sus funcionarios.

- Educación, Salud y el desempleo también son áreas más descuidadas en la actual administración.

Es tal la situación, que el propio mandatario admitió en su discurso en el Congreso Nacional el pasado 25 de enero que la inseguridad se ha incrementado, aunque responsabilizó al tráfico de drogas.

Los alarmantes indicadores ubican al país entre los más violentos del mundo en zona que no está en guerra con 85 homicidios por cada 100 mil habitantes, según datos oficiales del Observatorio de la Violencia de la UNAH.

La crisis económica que arrastra el país desde hace varios años y las exorbitantes deudas interna y externa, exponen al Gobierno al grado de poner en riesgo hasta el pago a los empleados públicos.

Martínez: “El trabajo sucio de este Gobierno lo hace el Congreso”

El analista Juan Ramón Martínez califica con un siete (escala de 1 a 10) a la actual administración. “Le doy un siete de puntuación porque el presidente Lobo asumió el país en unas condiciones muy irregulares después que el presidente Zelaya había hecho muchísimos desastres”, arguyó.

Además, destacó que “haber logrado la unidad, frágil si se quiere, de carácter interno y haber logrado admisión de Honduras en los organismos internacionales, principalmente los financieros, me parece que es una buena prueba que hizo lo que le correspondía hacer. El resto hay que reclamárselo al Congreso Nacional que parece que es el que ha hecho el trabajo sucio en este Gobierno”.

Martínez criticó que “un error que ha cometido Porfirio Lobo es que en vez de estimular a la empresa privada más bien la ha arrinconado y ha estimulado la fuga de capitales durante estos tres años”.

Pineda Alvarado: “Tres años de desesperanza”

Proceso Digital también buscó la opinión del analista Raúl Pineda Alvarado, quien dijo que la población hondureña ha vivido tres años de desesperanza.

Añadió que después de la crisis de 2009 el pueblo recibió con mucha alegría la promesa de trabajo y seguridad del presidente Lobo; “Esta no fue cumplida, no vemos un Gobierno con un producto tangible que pueda presentar como obra material que sirva para enorgullecer al gobernante… hemos tenido más de lo mismo, un despilfarro de los recursos del Estado que se expresa en un déficit del 6 por ciento y una deuda pública interna de 60 mil millones”, remarcó.

También lamentó que Honduras siga encabezando la lista con la mayor tasa de homicidios en el mundo, así como la no tan grata cifra de 2.4 millones de hondureños que sufren de desempleo y subempleo.

Asimismo, sugirió como una acción inmediata para el Gobierno enfocarse en el tema de los hospitales públicos del país. “La única opción para tener algo que presentar en el momento de rendir cuentas al pueblo hondureño y a la historia debería ser la conclusión de que el Hospital Escuela está funcionando mejor que nunca, o que el Hospital María opera correctamente. También que el país se abrió y estimuló la participación de las mejores universidades del mundo o que en materia de seguridad todos los elementos de la fuerza pública dejaron de desempeñar funciones administrativas para irse a la calle a defender los derechos de la ciudadanía”, acotó.

Continuó que “pero parece que todo esto es un sueño y que tenemos que seguir considerando que este Gobierno estima que las reformas políticas le van a dar de comer a la ciudadanía”.

Pineda Alvarado reitero que han sido tres años de desesperanza, de angustia, de crispación, y de limitación. “Habrá que pensar que al próximo Gobierno le toca revertir algunas medidas legales adoptadas en la actualidad que solo han servido para enriquecer a un pequeño grupo de la facción que maneja la institucionalidad”, estimó.

El analista calificó, en una escala de 1 a 10, con un cuatro. “El único logro que veo en este Gobierno es el papel que ha desempeñado el ministro de Educación (Marlon Escoto), los demás han sido muy modestos en su administración”, dijo.

Para Pineda Alvarado, el secretario de Educación ha marcado un hito orientado a marcar una transformación educativa y entender que un país para que pueda ser agradable a la inversión extranjera requiere una plataforma logística barata, una infraestructura adecuada y una población educada. “Si falta uno de esos elementos, por más Zonas Especiales de Desarrollo que cree el Congreso, la situación económica no va a cambiar”, auguró.

Navarro: “Falta de planificación han anarquizado las finanzas”

En tanto, el también conocedor de temas nacionales Julio Navarro, destacó de los tres años de gestión de Lobo el haber recuperado las relaciones internacionales con los demás países.

Afirmó que “Pepe Lobo ha disminuido la figura que representa la Presidencia de la República al interior de los poderes del Estado y eso ha hecho que el Congreso hoy aparezca como el principal poder del Estado, eso prácticamente nos asegura que tengamos un Gobierno parlamentario porque es este poder del Estado el que define la agenda del país y controla los demás poderes”.

Navarro dijo que la falta de planificación a mediano plazo ha permitido anarquizar las finanzas del país y ha creado un agujero fiscal nunca antes visto en la economía de Honduras.

Finalmente, criticó duramente la agenda de ocurrencias del presidente Lobo para resolver problemas fundamentales del país, al tiempo que demandó mayor énfasis en problemas como inseguridad, extorsiones y empleos.

En el discurso Lobo acepta desaciertos

El presidente Porfirio Lobo, expresó durante la clausura de la cuarta y última legislatura del Congreso Nacional, que “le hemos dado vuelta a la página, miremos hacia adelante”, al enumerar, en su informe a la nación, los logros de su administración durante 2012.

El mandatario señaló los altos niveles de desigualdad, exclusión e inequidad entre los hondureños, que representan retos que se mantienen aún para el futuro y los que hay que enfrentar y buscar la forma de resolver, lo que representa una responsabilidad histórica con el pueblo que va a las urnas a depositar el voto y no se le puede fallar.

“Honduras tiene que ser un país donde haya más inclusión, menos desigualdad y a veces es un tema de decisiones políticas que tenemos que enfrentar”, apuntó.

Por otro lado, reconoció que en los últimos años, ha ocurrido un incremento de la inseguridad, producto de que Honduras está ubicada entre el país que demanda y consume y donde se produce la droga, es decir, que es el territorio donde se libra esa gran batalla y el único delito del país es estar entre donde se demanda y donde se produce.

Insistió en que “hemos avanzado con todos los foros internacionales en derechos humanos y cuando pongo la vista, como dice Ramón Rosa, se pretende llegar, estamos avanzando, la tarea continúa, le toca a los nuevos que llegarán, continuar esta tarea para beneficio del pueblo hondureño”.

Recalcó que “quiero quedar claro, si podemos los hondureños, no crean jamás que no podemos, si hemos avanzado, si vamos a seguir avanzando, somos capaces, este es un pueblo trabajador, noble y valiente, y Honduras va a seguir adelante”.


Valora este artículo
(0 votos)

volver arriba

banner pronto-01