banner por salud TCTLLE

logo19PD

GIF Jestereo nov 17

Menu

         

Ex ministra Gabriela Núñez gana demanda millonaria al Estado de Honduras



Tegucigalpa - El Juzgado de Letras de lo Contencioso Administrativo determinó ratificar la demanda interpuesta por la ex presidenta del Banco Central de Honduras (BCH), Gabriela Núñez, en contra del Estado y que asciende a siete millones de lempiras.
 

- La ex funcionaria ganó tanto en primera como en segunda instancia la onerosa demanda al Estado hondureño.

- Núñez aspira a un curul en el Congreso Nacional con el Partido Liberal.

- La también ex ministra de Finanzas había expresado que de ganar la demanda lo donaría a un fondo de becas.

La sentencia condenatoria obliga al Estado hondureño a cancelar la suma millonaria a favor de Núñez, quien había interpuesto la demanda por considerar su despido ilegal al frente del BCH en la gestión de Manuel Zelaya (2006-2009).

La ex funcionaria presentó la demanda arguyendo que mediante acuerdo 153 de fecha 27 de enero de 2006 fue nombrada como presidenta del BCH con una salario de 145 mil lempiras mensuales más otros servicios sociales como bono anual, pagos de vacaciones y sumas adicionales.

Según el demandante, Núñez fue cancelada, sin haber cometido falta alguna, mediante acuerdo número 0025 de fecha 10 de enero de 2008, efectuada a partir del 14 de enero de 2008, faltándole dos años para el cumplimiento de su nombramiento por el que fue nombrada.

La demanda fue promovida por 6 millones 407 mil lempiras incluyendo derechos sociales que corresponden conforme al contrato colectivo.

En primera instancia el Juzgado de Letras de lo Contencioso Administrativo condenó al Estado a través del BCH a pagarle la millonaria cantidad a la ex funcionaria.

Pero, no estando conforme, el Estado presentó apelación a través del representante legal, Carlos Alfonso Fortín Lardizabal, sin embargo, por unanimidad esa judicatura determinó declarar sin lugar ese recurso y condena al Estado de Honduras a pagar la referida cantidad.

Núñez prometió donar el dinero

El pasado 4 de febrero de 2008, la ex presidenta del BCH y actual candidata a una diputación en el Congreso, Gabriela Núñez, reafirmó que no retiraría la millonaria demanda que entabló contra el Estado hondureño y en esa misma oportunidad aseguró que de llegar a prosperar la misma, donaría la suma de dinero a la educación de jóvenes de bajos recursos económicos.

Asimismo, esa vez apuntó que si la justicia le daba la razón no se quedaría con ese dinero, sino que lo donaría a un fondo para becas educativas a niños y jóvenes con excelencia académica de su ciudad natal, Sabanagrande, jurisdicción del departamento de Francisco Morazán.

“Esto quedará marcado en la historia, pero sobre todo esos recursos financieros que fue un cálculo de los abogados va ir destinado a ayudar a jóvenes de bajos recursos para que puedan estudiar, especialmente en el municipio de Sabanagrande, que es el origen de mi familia y donde sé que hay muchos jóvenes talentosos porque no han tenido la oportunidad”, prometió Núñez.

Leitzelar: El Estado pierde demandas por la politización

Para el veterano diputado del Partido de Innovación y Unidad (Pinu), Germán Leitzelar, el Estado pierde las demandas por la politización de los órganos gubernamentales.

Agregó que las demandas se incrementan cada vez que hay cambios de Gobierno. “Los juicios se incrementan cada cuatro años que se producen los cambios de Gobierno porque sectariamente y por clientelismo político se contratan cantidades de personas y hacen negocios con empresas e instituciones con las que se firman contratos de forma irregular en las cuales hay incluso dinero bajo la mesa”, aseveró.

En ese sentido “son tan flexibles los mecanismos y tan arregladas las cosas a favor del contratista que terminan en las demandas cien por ciento favorables”, agregó.

Estimó que el 90 por ciento de las demandas que llegan a manos de abogados que van a defender a la empresa cuentan con todas las pruebas que definitivamente terminarán en una sentencia desfavorable para el Estado hondureño.


Valora este artículo
(2 votos)

volver arriba