porsalud 2018 5

boton19

GIF Jestereo nov 17

Menu

         

Tras las elecciones, Honduras enfrenta variopinto escenario de pesos y contrapesos



Tegucigalpa - Dos días después de las elecciones generales que dejan como virtual presidente electo al nacionalista Juan Orlando Hernández, los hondureños poco a poco retoman la normalidad cotidiana.
 
Los resultados ya dan una tendencia clara en torno al jefe del Ejecutivo, matizada con una variedad de tendencias en la conformación parlamentaria y no menos sorprendente, la elección de alcaldes de distintos partidos en todo el país.

Luego de un lunes distendido en el que las calles se mostraron descongestionadas debido al feriado decretado por el gobierno en favor de los burócratas, apenas matizado por decenas de simpatizantes de la autoproclamada presidenta Xiomara Castro, quienes marcharon reclamando el triunfo de su lideresa, ya este martes la rutina parece volver a instalarse entre la población.

La acción de los activistas de Xiomara Castro se vio alentada por mensajes de la dirigencia partidaria, especialmente del ex presidente Manuel Zelaya, quien ha exhortado a defender “el triunfo” de su mujer si es posible en las calles.

Los porcentajes electorales oficiales consolidan en cada avance ofrecido, la delantera del nacionalista Juan Hernández. Con el 67.65 por ciento de los votos escrutados, los recuentos indican que su ventaja sobre Castro del recién creado Partido Libertad y Refundación, es de siete puntos porcentuales.

“No aceptamos los resultados y no estamos dispuestos a aceptarlos. Xiomara Castro logró los mejores resultados en nuestras encuestas a boca de urna sin considerar la manipulación de datos del Tribunal", subrayó Zelaya tras mostrarse molesto por la insistencia de corresponsales al pedir la presencia de la candidata para que fuera ella quien hablara ante medios de prensa.

Tras las elecciones, los nacionalistas consolidaron su organización e hicieron la hazaña de lograr dos períodos consecutivos en el poder, un hecho inédito en las últimas tres décadas de vida democrática en Honduras.

Conocedores dan fe de la hoja de ruta nacionalista, marcada por un aparato organizativo y sistémico sin precedentes en la política local, mismo que fue mostrado en el preludio de las elecciones a la prensa nacional e internacional, observadores internacionales y diplomáticos acreditados en Tegucigalpa.

Reconocimientos internacionales

Los reconocimientos internacionales hacia el virtual presidente electo Juan Hernández no se hicieron esperar y empezaron a llegar la misma noche del domingo con la felicitación del presidente de Panamá Ricardo Martinelli.

Poco después se unieron los dignatarios de Colombia, Juan Manuel Santos; de Costa Rica, Laura Chinchilla; de Nicaragua, Daniel Ortega; y de Guatemala, Otto Pérez.

También España y los Estados Unidos expresaron sus felicitaciones, saludos y reconocimiento, con distintas intensidades.

Se ha informado que el equipo de transición de gobierno empezará a trabajar rápidamente a fin de hacer el camino expedito y que todo esté listo el 27 de enero de 2014, cuando ocurra la conversión del mando presidencial.


Variación legislativa

Pero las elecciones del pasado domingo, al margen de dejar un nuevo presidente, prevén sorpresas en la composición de lo que será un nuevo y heterogéneo Congreso Nacional.

En cada región hondureña se observan tendencias disímiles. Para el caso en el departamento de Cortés sobresalen los logros del Partido Anti Corrupción (PAC), potencial cuarta fuerza presidencial, pero con muestras de poder juntar una cuota parlamentaria significativa y de balances.

En Cortés, el PAC también muestra fuerza en alcaldías de ciudades importantes de Honduras.

Los nacionalistas que logran hacer del triunfo en por lo menos 11 de los 18 departamentos, a nivel presidencial ven el mapa legislativo matizado con distintos colores partidarios dependiendo de cada región.

Los datos parciales a nivel presidencial le dan el triunfo al Partido Nacional en 11 departamento, mientras Libre gana Colón, Gracias a Dios, Olancho, Santa Bárbara y Yoro; el Partido Liberal en Islas de la Bahía; y el PAC en Cortés.


Así, en Colón se imponen las fuerzas legislativas de Libre (46.68%), el Partido Nacional (31.18) y el Partido Liberal (17.1%).

Mientras que Olancho, pese a que el candidato a primer diputado por Libre es el ex presidente Manuel Zelaya, la disputa con su principal contendor, el nacionalista Reinaldo Sánchez es reñida.

Santa Bárbara ha marcado casi un desaparecimiento del Partido Liberal en el nivel parlamentario, donde apenas logra un diputado y da a la fuerza Libre una elevada cuota de representantes, seguidos de los nacionalistas y con un representante de la izquierdista Unificación Democrática.

Otros diputados de viejo cuño, como el liberal Alfredo Saavedra, se consolidan en la sureña zona de Valle. Lo mismo sucedió con los nacionalistas Celín Discua en El Paraíso y Rodolfo Irías Navas en Atlántida.

En Francisco Morazán los nacionalistas obtienen la mayoría de las casillas diputadiles, seguidos de Libre y luego del Partido Liberal.

La pluralidad que se ejemplifica en los párrafos anteriores sólo es una muestra de que el Congreso será variopinto y requerirá de mucho diálogo y concertación.

Así, a dos días del proceso electoral, con altas cutas de escrutinios, en Honduras la vida vuelve a su normalidad. Los problemas de sus habitantes, olvidados momentáneamente, por la fiesta electoral, vuelven a conformar parte de la compleja realidad que cada día enfrentan entre la agobiante crisis económica, el desempleo y la inseguridad que ahora contrastan con la esperanza de sus nuevos electos.



Valora este artículo
(0 votos)

volver arriba