porsalud 2018 5

boton19

GIF Jestereo nov 17

Menu

         

Periodistas saltan de los micrófonos y las cámaras a las butacas legislativas



Tegucigalpa - No siempre las relaciones son cordiales, pero siempre son próximas. Así discurre parte de la vida pública entre los portadores del micrófono, la libreta y la pluma, y los catrines, muchas veces pasados de libras: políticos de oficio.
 
Esta cercanía es factor fundamental en el “fichaje” de comunicadores y periodistas que saltan del tintero, las luces y las cámaras donde un día construyeron noticias, crónicas e historias para convertirse en protagonistas y entrevistados.

El dilema de la incursión se plantea en torno a quienes piensan que se trata de un concubinato con el poder y los que ven a los periodistas aceptar el desafío de los votantes ante la ausencia de políticos creíbles y responsables de atender a sus demandas.

La práctica no es nueva en Honduras, es fácil rememorar el inicio del retorno a la democracia, hace más de tres décadas. Entonces, en los tradicionales partidos Liberal y Nacional, uno que otro periodista ya formaba parte de las bancadas parlamentarias en ambos institutos políticos.

Personajes como los veteranos hombres de radio: Andrés Torres y Nahun Valladares, así como el popular periodista de televisión en la norteña San Pedro Sula, Gabriel García Ardón, ostentaron diputaciones o candidaturas a otros puestos públicos.

En el actual Congreso Nacional que está por expirar en enero de 2014, los periodistas y comunicadores han incrementado su cuota de participación. Engrosan el mismo, la ex presentadora de televisión Yadira Bendaña; el caricaturista Darío Banegas; los periodistas Waldina Paz, Welsy Vásquez y Carlos Martínez, así como el comentarista deportivo Mario Pinel. El diputado democristiano Augusto Cruz Asensio, una figura mediática que ha conducido importantes espacios radiales en cadenas de prestigio; se suma al listado Mario Rivera Vásquez, un médico y conductor radial de un popular programa de salud.

La mayoría de estos congresistas han desempeñado su trabajo parlamentario con buen suceso y gozan de reconocimiento público al grado que la mayoría de ellos, según proyecciones electorales, serán reelectos en sus actuales butacas.

Pero el auge de los periodistas involucrados en política parece estar en aumento en Honduras, al punto que en la reciente campaña electoral traspasó de la búsqueda de escaños en el Congreso para pretender la presidencia de la República a través del novel Partido Anti Corrupción, liderado por del presentador de televisión y hombre mediático Salvador Nasralla.

Nasralla no sólo fue uno más de los presidenciables sino que, hasta lo que va de los votos escrutados, ocupa un honorable cuarto puesto en las marcas obtenidas entre los ocho participantes. Los votos de su agrupación también muestran una incidencia parlamentaria significativa que le da a PAC por lo menos siete puestos en el Legislativo.

Los últimos datos que está emitiendo el Tribunal Supremo Electoral (TSE), ya existe una proyección que indica que nuevamente y en mayor proporción, periodistas y comunicadores en general ocuparán butacas legislativas.

Lo anterior refleja que una gran mayoría de la población orientó su interés a estas figuras y optó por colocarlos como diputados.

Son muchos los comunicadores que se sometieron al escrutinio público y aunque no todos salieron con suficientes sufragios figuran en posiciones preferentes entre el electorado, si han participado.

Sobresalen por los votos obtenidos y por tener su silla en el Congreso casi asegurada, los periodistas Esdras Amado López del Partido Libertad y Refundación (Libre), candidato por Francisco Morazán.

Igualmente destaca en ese mismo departamento, siempre por Libre, el periodista radial Luis Galdámez.

También Audelia Rodríguez, reportera radial, quien aparece en la conformación del departamento de Atlántida.

Otro de los periodistas que acentúa por las marcas obtenidas, siempre en Libre, es Edgardo Castro, representante del departamento de Cortés.

Mientras comunicadores como César Silva, José Luis Cruz Rivera, Félix Savio y Alejandro Villatoro también formaron parte de las planillas de Libre. El comunicador José Edgardo Coto, siempre de Libre, aparece en la nómina de parlamentarios por el departamento de Cortés que llegaría el hemiciclo.

Entre los candidatos a una diputación por el Partido Nacional y quienes han ganado un número considerable de marcas en este proceso, se encuentra: Wesly Milena Vásquez de Cortés.

Danilo Izaguirre, un veterano periodista radial, también recibió miles de votos, pero su inclusión en los primeros puestos aún no se ha consolidado. Lo mismo ocurre con el cronista deportivo Santos Orlando Morazán Ponce.

Asimismo, por el Partido Liberal figuran Yadira Bendaña y Waldina Paz por Francisco Morazán y el caricaturista Ángel Darío Banegas Leiva en Cortés. En ese mismo departamento, el liberal Rafael Nodarse, empresario de las comunicaciones televisivas ocupa la posición 16 en el avance de los escrutinios este día.

El periodista Carlos Antonio Martínez Zepeda por Cortés aún está a la espera de consolidar su aparición entre los electos.

Partidos como Innovación y Unidad (Pinu) no dejaron de lado la cuota de periodistas en sus nóminas, pero este instituto político apenas ha logrado una diputación que no corresponde precisamente a un comunicador.

En tanto la Democracia Cristiana lleva entre los más votados a Augusto Cruz Asensio y Unificación Democrática obtuvo miles de marcas para el animador radial Rafael Díaz Alcerro, que de momento no son suficientes para colarse en el Poder Legislativo.

Políticos han perdido credibilidad

Y aunque el jefe de un periodista debe ser el receptor de sus noticias, lo cierto es que la pérdida de fe del votante en sus representantes en puestos públicos, le hace dar un giro en su selección de diputados.

A criterio del analista político Raúl Pineda, la determinación de que la población hondureña haya inclinado su voto a personas de los medios de comunicación como reporteros y presentadores, obedece a que “los políticos han perdido la credibilidad y los votantes buscan incluir a otras personas antes que a los mismos políticos”.

Añadió que “este próximo Congreso Nacional, estará representado por periodistas, deportistas y profesionales de otras áreas, pero muy poco por políticos”.

El analista enfatizó que los políticos “tienen que reflexionar al respecto y buscar recuperar la credibilidad que han perdido frente a la población hondureña”.

De cara al nuevo Congreso que se instalará el 25 de enero de 2014, Pineda remarcó que los periodistas y otros nuevos miembros de esa representación deben capacitarse de cómo legislar y no confundir esa tarea.

Pineda señaló la necesidad que estas figuras “busquen ampliar sus conocimientos”, en relación a la toma de decisiones.

Los perio-diputados, advirtió Raúl Pineda, deben tener en cuenta que de ser “vigilantes, pasarán a ser vigilados”.


“Vamos a ver de están hechos”

Por su parte el sociólogo Ernesto Gálvez, manifestó que “legislar es una especialidad” y al igual que el analista Pineda, también es del concepto que a raíz del “desprestigio político, la gente busca voceros”, inclinándose por los periodistas.

Subrayó que el periodista que interpreta los temas de realidad en el país y los refleja en los medios de comunicación, “genera impacto a la población, llamando su atención”.

En ese sentido, indicó que los curules que alcancen los periodistas deben ser “una ventana importante para que ellos (periodistas) ayuden a legislar para el país”.

Según Gálvez, la potencial labor parlamentaria de los periodistas “dependerá de la autenticad, porque una cosa es lo que digan y otra cosa es lo que hagan, ahí es donde vamos a ver de están hechos y la autenticidad que tengan” puntualizó.



Valora este artículo
(0 votos)

volver arriba