baner por salud junio verde

nuva d19 oct

GIF Descarga nuestra app

Menu

         

Siguen los feminicidios en Honduras marido asesina a su mujer en SPS



Siguen los feminicidios en Honduras marido asesina a su mujer en SPS
Autor del artículo: Proceso Digital

San Pedro Sula – Lamentablemente los feminicidios en Honduras continúan ocurriendo, notándose un incremento en este inicio de año, esta vez se reporta en las últimas horas la muerte violenta de una mujer a manos de su marido en un sector de la ciudad de San Pedro Sula, Cortés, región norte del país.

La fémina fue identificada como María Morel de 35 años a quien su marido le infirió varias puñaladas y golpes con piedras.

Según relato de vecinos, la mujer que deja tres hijos fue sacada supuestamente por su propio compañero de hogar en una vivienda localizada en una esquina del barrio Miramontes del sector de Cofradía, sector suroeste de San Pedro Sula.

Los vecinos también relataron que escucharon los gritos desesperados de la mujer e interpusieron la denuncia a través del sistema nacional de emergencias 911.

En ese sentido, una patrulla de la Policía Nacional Preventiva llegó al lugar encontrando sin vida a la fémina, mientras que el supuesto hechor se dio a la fuga.

Sin embargo, luego de ser denunciado por los vecinos, los uniformados localizaron al agresor identificado como Santos Abimael Paz Rápalo de 56 años quien fue capturado al filo de la medianoche como el principal sospechoso del feminicidio.

Esta mañana en las afueras de la morgue de San Pedro Sula hasta donde fue llevado el cadáver de la fémina, su hermana identificada como Elida Portillo, quien relató que la mujer en varias ocasiones se había ido de la casa debido a que era víctima de violencia doméstica.

Relató que todo surgió a raíz de un hijo que murió que se le ahogó en abril del año pasado y pasaban peleando por el niño.

Señaló que su hermana, la última vez se fue de la vivienda y se refugió por tres semanas en su casa y el pasado 23 de diciembre el marido llegó y la convenció para regresar a su hogar tras amenazarla que él se iba ahorcar si no lo hacía sino se iba con él.

“Yo estuve allí desde las 2:00 hasta las 5:00 de la tarde y hasta tomamos café juntas y si me contó que estuvieron peleando el 31 (diciembre) y él salió y regresó hasta el siguiente día”, describió Portillo quien es madre soltera de tres niños.

Acotó que ahora no hay quien se encargue de los tres niños que deja su hermana, una menor de 14 años, otra niña va a cumplir ocho años y el varoncito tiene tres añitos.

Precisamente la menor de 14 años en medio del llanto le manifestó a su tía que ahora no saben con quién van a quedar.

En una entrevista concedida en las últimas horas a Proceso Digital, la directora del Observatorio de la Violencia de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (OV-UNAH), Migdonia Ayestas, informó que en el tema de la violencia si se toman en cuenta las razones de sexo, el segmento más afectado es el de las mujeres y aun cuando hay evidencia que han disminuido las muertes violentas en el país, no es el caso de las féminas las que en promedio pierden la vida de manera violenta a razón de una o dos mujeres a diario.

En ese sentido, el 2018 se cerró con 389 mujeres asesinadas, una más en comparación con 2017 y lo grave de la muerte violenta de las féminas es que en su mayoría son sus compañeros sentimentales las que las matan, lo que incluye a esposos, exmaridos, novios y exnovios. El 60 por ciento de las muertes violentas hacia las mujeres se vuelven feminicidios porque en ese porcentaje son sus compañeros las que las asesinan.

Ayestas se refirió a las tres muertes violentas contra mujeres que ocurrieron el primer día de este nuevo año e indicó que es lamentable si se toma en consideración que esa fecha es para celebrar y estar en regocijo espiritual y la gente departe en familia y es cuando le están quitando la vida a las mujeres y a los jóvenes.

Refirió que si se observa la escenografía en la muerte violenta contra mujeres, se evidencia la saña y el odio con la que los criminales cometen contra las féminas a quienes no les basta con asesinarlas, sino que muchas de ellas son violadas y lanzadas con múltiples lesiones causadas por armas de fuego o arma blanca y hasta con objetos contundentes como martillos a espacios públicos para causar miedo.


Valora este artículo
(0 votos)

volver arriba