porsalud 2018 5

boton19

GIF Jestereo nov 17

Menu

         

Cuba niega teoría que culpa a Rusia de ataques a diplomáticos de EEUU



La Habana - Cuba tachó hoy de "conspiración sin evidencias ni fundamento" el reporte de la cadena NBC que apunta a Rusia como autor de los misteriosos "ataques" a diplomáticos de EE.UU. en China y la isla caribeña, que niega nuevamente la ocurrencia de estos incidentes en su territorio.

"El irresponsable artículo de NBC involucra a un tercer país en los incidentes de salud de diplomáticos estadounidenses, citando a funcionarios anónimos, sin evidencias y claramente tratando de sugerir una conspiración usando tácticas típicas de un tabloide", publicó en Twitter el jefe para Estados Unidos de la Cancillería cubana, Carlos Fernández de Cossío.

En una serie de tuits en inglés y español, De Cossío se preguntó por qué la cadena estadounidense "se presta a un juego peligroso" y reiteró que "en Cuba no se ataca a diplomático alguno, de ningún país y por ningún país".

"Investigaciones exhaustivas realizadas por agencias especializadas de Estados Unidos y Cuba descartan el uso de armas de ningún tipo" contra diplomáticos estadounidenses, aseguró el funcionario cubano.

Ayer martes la emisora NBC reveló que investigaciones de agencias de inteligencia del país norteño apuntan a Rusia como principal sospechoso de la autoría de los misteriosos "ataques" a diplomáticos estadounidenses en su embajada en La Habana y su consulado en Guangzhou (China).

La sospecha de que Rusia está detrás de los supuestos ataques, en principio considerados sónicos, se fundamenta por pruebas de comunicaciones interceptadas, conocidas en el mundo de los espías como señales de inteligencia, acumuladas durante una larga investigación que involucra al FBI, la CIA, entre otras agencias.

Los funcionarios se negaron a dar detalles sobre la naturaleza de la inteligencia, pero sí indicaron que las pruebas todavía no son lo suficientemente concluyentes para culpar de forma oficial a Rusia.

Poco después de la publicación del artículo, la portavoz del Departamento de Estado, Heather Nauert, insistió en que "la investigación está aún en marcha" y, por lo tanto, aseguró "no se ha culpado a nadie" todavía.

Las supuestas agresiones contra los diplomáticos estadounidenses en Cuba tuvieron lugar entre noviembre de 2016 y agosto de 2017 y, hasta ahora, el Gobierno de EE.UU. no ha podido determinar "quién o qué" dañó la salud de su personal, que llegó a sufrir síntomas correspondientes con una conmoción cerebral.

Desde 2017, el Ejército de Estados Unidos ha estado trabajando para realizar ingeniería inversa del arma o las armas utilizadas para dañar a los diplomáticos, de acuerdo con funcionarios de la Administración del presidente Donald Trump, asesores del Congreso y otros informados sobre la investigación citados por la cadena.

Aunque EE.UU. cree que sofisticadas microondas u otro tipo de arma electromagnética probablemente se utilizaron contra los funcionarios, también están explorando la posibilidad de que se usaran otras tecnologías adicionales.

Estos "ataques", término que la isla rechaza porque entraña "una manipulación política deliberada" por parte de Washington, deterioraron las ya delicadas relaciones bilaterales, porque EE.UU. acusa a Cuba de estar al tanto de los supuestos ataques y saber quién es el causante, algo que la isla ha negado repetidamente.


Valora este artículo
(0 votos)

volver arriba

    


CEDAC Baner PRONTO