baner por salud junio verde

logo19PD

GIF Descarga nuestra app

Menu

         

Fiscalía pide cadena perpetua para asesinos de Fiscal de oro



Fiscalía pide cadena perpetua para asesinos de Fiscal de oro
Autor del artículo: Proceso Digital

Tegucigalpa - La Fiscalía, como la acusación privada, pidieron a la Sala I del Tribunal de Sentencia en juicio oral una pena de 30 años a cárcel de por vida a los imputados involucrados en el asesinato del Fiscal de oro, Orlan Chávez.

- La defensa solicitó fallo absolutorio para sus representados.

- Lectura del fallo será el miércoles 31 de julio a las 1:30 de la tarde.

Los imputados son el expolicía Wilmer Samuel Álvarez Pagoada y el exempleado del Poder Judicial, Luis Alejandro Castro Núñez.

Asimismo, los fiscales solicitaron fallo condenatorio para Luis Castro por el delito de portación ilegal de arma de fuego que establece una pena de tres a seis años de reclusión.

El Ministerio Público en sus conclusiones, argumentaron que los acusados le dieron seguimiento de vigilancia a Orlan Chávez desde el 1 de abril hasta el 16 de abril de 2013 en los horarios de 4:00 pm hasta las 8:00 pm, esto cuando el abogado impartía clases en la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH).

Reforzaron su hipótesis diciendo que ninguno de los imputados eran estudiantes o empleados de la UNAH.

“Sin justificación de su visita en la Universidad debido a que no estaban matriculados en el primer período académico de 2013 o eran empleados”, manifestaron.

Se basaron las conclusiones mediante vaciados telefónicos, ubicados de celulares en los lugares del Fiscal de Oro y videos de cámara de seguridad.

El 18 de abril de 2013, día en que fue asesinado el fiscal, la Fiscalía indicó que Luis Alejandro Castro ingresó a la UNAH montado en su motocicleta a las 4:05 de la tarde.

A las 6:52 de la noche mostraron la ubicación de Wilmer Álvarez, detectado por la antena entre la UNAH y la colonia Prados Universitarios y a las 7:28 en la Villa Olímpica.

Además, señalaron que el expolicía siguió a Chávez en un Mitsubishi Lancer de 2007, en las cercanías del centro de salud Alonso Suazo en el barrio Morazán, en el bulevar Suyapa.

Mientras que el otro imputado desde que salió de la UNAH.

Por otra parte, aseguraron que consiguió el arma con el que fue asesinado el abogado a través de testigos protegidos en 2016.

Complementaron que los casquillos encontrados en la escena del crimen coincidieron con el arma homicida, un Tanfoglio calibre de 40 milímetros.

La Fiscalía consideró como contradictorio la declaración que brindó el expolicía, ya que contradice a una que dio en una sede administrativa del Ministerio Público.

Resaltó que recibió un pago de mil lempiras como parte de su vigilancia al exfiscal, como Luis Alejandro Castro, por parte del excomisario de la Policía, Mario Mejía Vargas.

Señalaron que Luis llamó en siete ocasiones desde su celular a Wilmer Álvarez sin recibir respuesta, hasta que lo contactó a través del teléfono de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), el día del asesinato.

Fallo absolutorio

La defensa de los imputados solicitó un fallo absolutorio a sus representados en base a que consideran que el Ministerio Público no pudo demostrar la participación en la muerte de Orlan Chávez.

La primera alegación fue que no pudieron demostrar la hora exacta del atentado contra el profesional del derecho en la cuesta del Estadio Nacional hacia el puente Juan Ramón Molina, según los defensores.

Mencionaron que al momento del ataque, el Fiscal de Oro estaba atendiendo una llamada en el celular reclamando a los fiscales porque no investigaron el número telefónico.

Aseveraron que no se demostró que Luis Castro tuvo posesión de la supuesta arma homicida, sino que solo fueron los testigos protegidos quejándose que jamás fueron objetos de una investigación.

Adicionaron que las declaraciones de los testigos protegidos son mentiras, debido a que nunca conocieron a Luis Castro.

Por otro lado, indicaron que sus representados no vigilaron al fiscal porque nunca coincidieron en las horas de ingreso y salida de la UNAH en los días que señalaron los fiscales.

Solo quiero justicia para mi esposo

La viuda del Fiscal de Oro, Reina Margarita Morales, habló en el juicio pidiendo que solo quiere justicia en el asesinato de su esposo.

“Desde el primer día he estado llevando paso a paso todo lo que se ha hecho y solo quiero justicia para mi esposo”, declaró en los estrados.

Deseó que en un futuro se encuentre a los autores intelectuales del crimen y que se haga justicia “No creo que solo hayan sido dos personas de la muerte de mi esposo”.

Imputados se declaran inocentes

Por su parte, Wilmer Samuel Álvarez, declaró que “sus manos están limpias de la sangre del Fiscal de Oro”.

En un declaración dirigida a la viuda de Orlan Chávez, afirmó que es inocente y que jamás le hizo daño a su pareja arguyendo que nunca lo conoció, ni lo visitó y no tenía ningún problema con su persona.

Pidió a los jueces que tomen en cuenta las pruebas y que se haga justicia.

Finalmente, Luis Alejandro Castro, negó ser responsable de la muerte del fiscal, aunque aceptó la comisión de otro crimen por el que actualmente está recluido en la cárcel de máxima seguridad “El Pozo”.

Además, responsabilizó al testigo protegido PB3-2016 del asesinato del abogado de nombre Selvin Omar Guevara Vásquez, asegurando que lo sabe porque este se lo confesó cuando estaban recluidos en el centro penal de San Pedro Sula.


Valora este artículo
(0 votos)

volver arriba