porsalud 2018 5

boton19

GIF Jestereo nov 17

Menu

         

La MACCIH tiene nuevo vocero, pero ¿tendrá apoyo fiscal?



La MACCIH tiene nuevo vocero, pero ¿tendrá apoyo fiscal?
Autor del artículo: Especial Proceso Digital

Tegucigalpa - La Misión de Apoyo Contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras (MACCIH), cuenta finalmente con un nuevo vocero que llegará al país en una coyuntura especial relacionada con la elección del próximo fiscal general y adjunto, siendo este uno de los desafíos a enfrentar de entrada, ya que el éxito o inmovilización de la Misión depende en gran medida del apoyo o no que dé el nuevo titular del Ministerio Público.

El jurista y exfiscal brasileño Luis Marrey Guimaraes, llegará en pleno proceso para elegir al sucesor del fiscal general, Óscar Fernando Chinchilla, quien al término de su gestión ha logrado dar estabilidad interna al Ministerio Público, priorizar dentro de su estrategia de trabajo el combate al crimen organizado, el delito común y la lucha contra la corrupción y la impunidad.

Chinchilla se volvió en el caso de la MACCIH, en un aliado estratégico que en el marco del convenio que dio vida a la Misión, creó la llamada Unidad Fiscal Especial para el combate de la Impunidad de la Corrupción (Ufecic), misma que ha empezado a golpear las estructuras de criminalidad en materia de corrupción.

El jurista y exfiscal brasileño Luis Marrey Guimaraes llega al cargo de vocero la MACCIH.

La Ufecic es el brazo toral en sus trabajos investigativos y depende directamente del fiscal general, en este caso de Óscar Chinchilla, pero sus fiscales, no podrán ser removidos al antojo del nuevo fiscal, sino en consenso con la Misión según el convenio en un afán por dar cierta estabilidad al margen de quien llegue a ocupar la titularidad del Ministerio Público.

Los casos desentrañados por la Ufecic-MACCIH, han sido los llamados “Red de diputados”, “Caja chica de la dama”, “Pacto de Impunidad” y el último, la trama “Pandora” sobre el presunto desvío de fondos públicos por el orden de 282 millones de lempiras, unos 12 millones de dólares.

En estos casos, la Ufecic-MACCIH ha judicializado expedientes que incluyen a una ex primera dama y varios parlamentarios actuales y pasados, así como exfuncionarios y funcionarios públicos, además de particulares.

La Ufecic-MACCIH, despató el caso conocido como “Red de diputados".

El apoyo del fiscal Chinchilla

Todas las acciones han contado con el respaldo del fiscal Óscar Fernando Chinchilla, que ha sido para la MACCIH un apoyo sólido en cuanto a la conformación de equipos integrados, hecho que ha sido altamente valorado por la sociedad hondureña que pujó hasta donde pudo porque el fiscal se reeligiera, pero éste optó por no hacerlo.

A este escenario se enfrentará el nuevo vocero de la MACCIH, que tiene también que lidiar con una sentencia judicial de la Sala Constitucional de la Corte Suprema de Justicia plagada de ambigüedades en un intento por limitar a la MACCIH, a través de la UFECIC.

La sentencia dice que, el convenio que dio vida a la MACCIH es constitucional, pero deja entrever que la UFECIC debe ser limitada en sus funciones; el fiscal Chinchilla en respuesta dejó claro que la Sala Constitucional se extralimitó en su fallo ignorando la independencia, autonomía y rango constitucional del Ministerio Público y sustenta con argumentos jurídicos porque la Ufecic es también constitucional, legal, oportuna y necesaria.

Interrogantes de la nueva fase

Pero ¿mantendrá el próximo fiscal general ese criterio? ¿Hasta dónde será apoyo u obstáculo para la MACCIH? ¿Qué sinergia logrará el nuevo vocero con el nuevo fiscal? ¿Bajo qué compromisos llegará el próximo fiscal? ¿Aplicará el principio de ingratitud?, es decir, que no debe obediencia a quien lo elige.

¿Vendrá el nuevo vocero de la MACCIH con esperanzas al país para seguir luchando contra la corrupción, en medio de la resistencia de las elites políticas? Por ahora, la Misión ha logrado junto al Ministerio Público la condena de 12 personas en el escándalo del Seguro Social, además de la prisión en contra del entonces vicepresidente del disuelto Consejo de la Judicatura, Teodoro Bonilla. A ello se suman los casos emblemáticos de alto perfil que ha procesado y en etapa de judicialización.

maccihLa MACCIH tiene una dura labor de seguir luchando contra la corrupción en el país.

Si bien el desafío del nuevo vocero Luis Marrey Guimaraes, se centra en lograr que el Ministerio Público siga siendo un aliado estratégico fundamental, debe también, en un país donde las sorpresas y reacomodos políticos son una constante, generar esperanzas en una sociedad en la que los cambios son posibles y que dentro de la Misión el ritmo de trabajo superará los valladares internos.

Luis Marrey Guimraes tendrá entre sus retos, evitar que los espacios legales, políticos y judiciales se sigan cerrando a la Misión, en reacción a las gestiones investigativas que han comenzado a golpear a las elites políticas en Honduras.

Un reciente informe sobre los dos años de gestión de la Misión presentado por el Centro para Estudios Latinoamericanos y Latinos (CLALS) de la American University de Estados Unidos, dice que en las conversaciones con funcionarios de la MACCIH, entre ellos el ex vocero Juan Jiménez Mayor, éstos indicaron que “sin Chinchilla o alguien igualmente comprometido con la colaboración constructiva con la MACCIH, el impacto de la misión sería muy reducido”. El MP jugará un rol estratégico en esta nueva fase que emprenderá y deberá impulsar Marrey Guimaraes.

De momento, la vocera interina, Ana María Calderón, al presentar el caso “Pandora” a la opinión pública, dijo que la MACCIH “está viva” y que ellos vinieron aquí “a trabajar y no a un desfile de miss simpatía”.


Valora este artículo
(2 votos)

volver arriba

    


CEDAC Baner PRONTO