Banner Por Salud enero17 1

boton19

GIF Jestereo nov 17

Menu

icono buscar

Narcopistas en Honduras, se inhabilita una y se abren dos



Narcopistas en Honduras, se inhabilita una y se abren dos
Autor del artículo: Proceso Digital

Tegucigalpa - Cada semana se inhabilita un Área Clandestina de Aterrizaje (ACA) en Honduras, de acuerdo a datos oficiales de las autoridades. Desde enero de 2014 a la fecha, al menos 170 narcopistas han sido destruidas, especialmente en los departamentos de Gracias a Dios, Colón, Yoro y Olancho, conocido como el corredor del narcotráfico.

- “Pista identificada es pista destruida”, dijo el vocero de las FFAA.

Un informe de Washington de este año da cuenta que “la gran mayoría de la cocaína que transita por Honduras llega por vía marítima", mientras que en 2016, el número de aviones sospechosos de contrabando de cocaína en Honduras disminuyó en aproximadamente un 30 % respecto al año anterior.

La información en poder de las autoridades de la Fuerza de Seguridad Interinstitucional Nacional (Fusina), dan cuenta que este 2017 se han inhabilitado 26 pistas clandestinas de aterrizaje.

Las autoridades locales aseguran que en los últimos meses se logró disminuir el paso de la droga por suelo hondureño mediante vía aérea.

Paradójicamente un informe de Washington -divulgado en marzo de este año- establece que cerca del 80 % de todos los vuelos sospechosos de tráfico de drogas que salieron de América del Sur hacia EEUU se detuvo primero en Honduras.

A mediados de 2015 se dio cuenta de la destrucción de narcopistas en Choluteca y Comayagua, un hecho que llamó la atención por la zona geográfica, poco común para el aterrizaje de narcoavionetas.

La instalación de un escudo aéreo en el norte y Caribe de Honduras ha logrado bajar considerablemente el paso de la droga por la vía aérea señalan las autoridades locales.

De todos es conocido que durante la crisis política de 2009, la organización criminal Los Cachiros aprovechó esta situación y comenzaron a cobrar entre dos mil y dos mil 500 dólares por cada kilo que movían desde el sur del continente.

Este grupo narcotraficante tomó el control de varias rutas aéreas y controlaba el 90 % de las pistas de aterrizaje clandestinas en Honduras. Sus ganancias eran enormes, según se ha publicado hasta la saciedad.

Un exviceministro de Defensa -Marlon Pascua- hasta se atrevió a declarar en el Congreso de la República que para aquel entonces a las narcoavionetas solo les faltó aterrizar en el parque central de San Pedro Sula y que no lo hicieron porque había muchos árboles.

Dijo -en esa oportunidad- que Honduras era prácticamente libre para las operaciones del narcotráfico. “Aterrizaban (narcoavionetas) en todo el territorio nacional dejando droga y sembrando el terror y la muerte en el país, ahora eso ya no sucede”.

En ese tiempo las avionetas usaban el territorio hondureño para hacer trasbordos. Pululaban las pistas clandestinas y la droga era la moneda de mercado. Muchas veces las aeronaves con vuelos irregulares aparecían estrelladas en zonas céntricas de ciudades importantes.

Fue así como para 2014 Honduras aprobó la Ley de Protección del Espacio Aéreo, que permitía el derribo de aeronaves, pero siguiendo una serie de protocolos para obligar a los pilotos a aterrizar, mientras se comprueba si en el aparato no se transportan drogas u otro tipo de sustancias ilícitas.

Ese estamento jurídico generó desavenencias con el gobierno de Estados Unidos, que se opuso a la ley e incluso retiro los radares que mantenía en la zona de La Mosquitia.

Narcopista identificada es destruida

Jorge CerratoEn conversación con Proceso Digital, el portavoz de las Fuerzas Armadas, coronel Jorge Cerrato, dijo que la destrucción de Áreas Clandestinas de Aterrizaje (ACA) lleva un proceso riguroso. Inicialmente se hace una identificación, luego un reconocimiento del lugar y al comprobarse la información se procede a la destrucción de la misma.

Al menos 26 narcopistas han sido inhabilitadas este 2017 y 170 desde que comenzó operaciones la Fuerza de Seguridad Interinstitucional Nacional (Fusina) en enero de 2014.

Refirió que al escudo aéreo se suman el terrestre y el marítimo, lo que ha logrado bajar dramáticamente el decomiso de drogas, especialmente la cocaína. Apenas una tonelada ha sido confiscada este año a la fecha.

“Estos escudos han hecho que los delincuentes busquen otras rutas que no sea Honduras”, enfatizó.

Cerrato remarcó que la mayor parte de droga que se mueve desde el sur del continente se mueve mediante espacios marítimos. “Es posible que el ingreso de drogas a la región sea mayormente vía marítima”, adicionó.

El oficial de las FFAA negó que luego que una pista logra ser destruida puede ser rehabilitada rápidamente por los grupos criminales. “Los cráteres que hacemos en estos lugares pueden tener espacio hasta para 200 hombres, es difícil que las que han sido inhabilitadas puedan ser habilitadas de nuevo”, apostilló.

Explicó que inhabilitar estas ACA tiene un costo significativo en vista que muchas están apartadas de la geografía. Se necesita mover recurso humano, maquinaria, explosivos y aeronaves.

“Empleamos bastantes recursos porque hay que emplear personal de ingeniería, de seguridad, técnicos, tripulaciones completas de helicópteros, entre otros”, dijo.

Remarcó que “pista identificada es pista destruida”.

En torno a las trazas de aeronaves, Cerrato refirió que “sí han disminuido y los aterrizajes igual”.

Tráfico de drogas es problema vigente

Para el analista nacional, Hermilo Soto, las declaraciones de un exdirector de la Policía, da la razón en la actualidad porque por un lado se ataca al narcotráfico, pero siguen existiendo pistas clandestinas de aterrizaje.

“Si tomamos en cuenta esas declaraciones de altos oficiales, donde expresaron que se perseguían a unos carteles y se protegían a otros, es normal ver contradicciones, que por un lado se combate el narcotráfico y hay personas extraditadas, y por otro siguen apareciendo pistas”, analizó Soto.

Agregó que “eso significa que el tráfico de drogas por el territorio nacional es un problema vigente que no se ha erradicado, aunque no se puede desconocer que fuertes carteles han sido golpeados y debilitados”.

Para el analista es una realidad que la droga sigue circulando hacia Estados Unidos, que se sigue produciendo en los países de América del Sur y que Centroamérica sigue siendo de tráfico, particularmente Honduras.

Prosiguió diciendo que “cuando se va a pueblos o regiones, la gente comenta que llegan avionetas y personas las protegen, tenemos territorios de control de droga, donde hoy les destruyen una narcopista, pero mañana construyen dos o tres”.


Valora este artículo
(0 votos)

volver arriba

CEDAC Baner PRONTO