porsalud 2018 5

boton19

GIF Jestereo nov 17

Menu

         

ONU enfrenta reveses y desafíos en Centroamérica



ONU enfrenta reveses y desafíos en Centroamérica
Autor del artículo: Especial Proceso Digital

Tegucigalpa - Centroamérica volvió a ser un dolor de cabeza y una oportunidad para las Naciones Unidas estos últimos días, luego que Guatemala y Nicaragua adoptaran medidas duras contra instancias de la ONU y en Honduras iniciaran un proceso de diálogo auspiciado por el organismo mundial.

- Guatemala y Nicaragua expulsan misiones del organismo mundial, mientras en Honduras tienen el desafío de impulsar un Diálogo Político.

Superadas las guerras civiles de los años 80 y 90 del siglo pasado, se creía que la región se encaminaría a una era de desarrollo social y crecimiento económico por los réditos que la paz generaría.

Pero no tardaron muchos años, cuando Centroamérica volvió a enfrentar otras formas de violencia, esta vez generadas por el negocio del narcotráfico y las pandillas juveniles, muchas de las cuales surgieron cuando se realizaron las primeras deportaciones desde Estados Unidos de jóvenes que huyeron de la violencia política, pero que regresaban con el germen de las maras formadas en el país que les brindó refugio.

Posteriormente, se adicionó la corrupción y las crisis políticas generadas en los países de la región por nuevas generaciones, que al no abrazar tanto los movimientos políticos contestatarios de izquierda, sí se sumaban a las corrientes que denuncian la corrupción, así como la falta de oportunidades de crecimiento que se ha acentuado ya entrado el siglo XXI.

Regreso de la ONU

CICLa Organización de las Naciones Unidas (ONU) volvió a servir de gestora o mediadora en varios países centroamericanos a inicios de la segunda década del presente siglo, específicamente en Guatemala con el envió de una comisión que combatiría la impunidad en ese país y específicamente ayudar a desmontar los grupos y cuerpos especiales de seguridad ilegales que operaban en dicha nación.

Junto al gobierno guatemalteco crearon la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), ente independiente financiado totalmente por gobiernos extranjeros, la cual comenzó a golpear estructuras criminales desde el 2007 y en los últimos años se concentraron en el sector político, gubernamental y empresarial.

Producto de sus acciones, junto a la Fiscalía general, la CICIG logró que el expresidente Otto Pérez Molina y su exvicepresidenta Roxana Baldetti, renunciaran a sus cargos y posteriormente fueran enjuiciados y enviados a prisión, donde actualmente se encuentran.

Pero la CICIG y su comisionado Iván Velásquez no se quedaron ahí, sino que continuaron con la tarea, trasladando sus investigaciones a altos funcionarios y empresarios.

Tras asumir el actual mandatario Jimmy Morales no tardaron en extender la cruzada anticorrupción al gobernante, a su familia, a su partido político y el resto del entorno presidencial.

Aunque Morales había prometido en campaña que pediría renovar el mandato de la CICIG, el cual es dos años cada vez que se pide a la ONU, tras conocer los ataques a su persona y equipo, comenzó a dar señales que eso ya no sería posible.

Primero pidió en reserva a la ONU que moderaran el accionar del comisionado Velásquez y después abiertamente ordenó su expulsión del país, pero su decisión fue revocada por la Corte Constitucional.

Tras ese tropiezo, el mandatario recurrió a emitir la carta en la que vetaba la renovación para el  mandato para la CICIG, ya que el actual periodo lo autorizó el encarcelado exmandatario Pérez Molina, caduca el 3 de septiembre del 2019.

Justamente el viernes el presidente Morales anunció que no pedirá la extensión de vida de la CICIG en Guatemala.

Aunque cientos de guatemaltecos han protestado este fin de semana, no se ha visto una reacción masiva de movilización contra la decisión de Morales.

Ha sido más insistente la reacción de varios países donantes y la misma ONU que han lamentado la decisión del gobernante guatemalteco de pedir el fin de la CICIG.

Nicaragua expulsa misión DDHH

Mientras en Nicaragua la convulsión interna continúa y se acerca a su quinto mes de protestas y movilizaciones contra el gobierno del presidente Daniel Ortega y su esposa y vicepresidenta Rosario Murillo.

Ortega, poco dado a tolerar la oposición, se vio sorprendido y desbordado por las movilizaciones de los jóvenes y pobladores que no admiten más que el futuro de la nación sea decidido por un núcleo familiar, ya que les vino a la mente el pasado con la gestión de la familia Somoza que instaló una dictadura dinástica.

MisterPara bajar la presión de las protestas, el mandatario nicaragüense admitió la presencia de misiones que monitorearán los derechos humanos tanto de la ONU como de su par regional de la Organización de Estados Americanos (OEA).

Daniele OPero la decisión de aceptar a monitores internacionales de la ONU no logró el objetivo del gobierno sandinista, que era reducir las protestas, ya que las mismas se mantienen todas las semanas.

En ese lapso, los monitores observaron como grupos paramilitares, policiales y otros atacan a la oposición en las marchas, lo que se vio reflejado en informes que desataron la ira de Ortega y su gobierno, ya que destacaron el alto nivel de represión.

El mismo viernes, Ortega ordenó la salida de la misión de derechos humanos de las Naciones Unidas y les dio solo dos horas para abandonar Nicaragua. La mayor parte de la misión salió el domingo.

Pero la ONU advirtió que su misión continuará monitoreando la situación de Nicaragua y en especial el respeto a los derechos humanos.

Diálogo en Honduras

Mientras en Honduras, las Naciones Unidas patrocina un Diálogo Político entre las distintas fuerzas partidarias con el fin de que esto lleve a la concordia del país, tras las elecciones generales de noviembre de 2017, cuando se desatará una crisis y movilizaciones de la oposición que rechazaba el veredicto emitido por el Tribunal Supremo Electoral (TSE).

El Diálogo Político fue pedido por las fuerzas presentes en el mismo al secretario general de la ONU, Antonio Guterres, y en Honduras fue impulsado por el jefe de la oficina de las Naciones Unidas en el país, Igor Garafulic.

dialogue2El mismo ingresó a la etapa de las mesas técnicas, las cuales son coordinadas por facilitadores enviados por el organismo mundial.

El Diálogo Político abordará una serie de temas, entre los que destacan derechos humanos, reformas electorales, así como institucionales.

Únicamente el partido Libertad y Refundación (Libre) ha dicho no a participar en el Diálogo Político, pero si dijo que debatirán todo tema que llegue al Congreso Nacional, instancia política que deberá ratificar todo lo acordado en las mesas técnicas, para que las mismas tengan vigencia.


Valora este artículo
(1 Voto)

volver arriba

    


CEDAC Baner PRONTO